Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Liga de Campeones

El Liverpool, contra las cuerdas

De ciudad de los sueños a capital de las pesadillas en 90 minutos. El Liverpool volvió ayer a Estambul, la ciudad en la que se coronó campeón de Europa tras una remontada imposible ante el Milan, en 2005. El equipo inglés, presionado por los malos resultados en Europa, se sentía cómodo viajando a su ciudad talismán, donde le esperaba el Besiktas. Grave error. El equipo de Rafael Benítez gobernó la posesión y el partido, pero perdió tras un error infantil de sus centrales. Acabó la jornada como último clasificado del Grupo A, con un solo punto en tres partidos y a seis del Marsella, que igualó con el Oporto (1-1). El resultado, además, aviva la tensa relación que mantienen el técnico y Gerrard, su estrella y el inglés más destacado ayer (2-1).

Al lado opuesto se aupó el Milan. En el día clave, el violinista volvió a tocar su música. Gilardino era un delantero más que cuestionado. Discutido. Las críticas habían echado raíz desde la temporada pasada: sólo marcó 12 goles y el Milan le fichó a Ronaldo para competir por el puesto. Gila parecía un delantero deprimido. Una mala copia del chico que celebraba sus goles imitando a un violinista. Un punta en decadencia. Ayer, no. Ayer, Gilardino marcó dos goles. Se reivindicó, como Seedorf, que logró otro par de tantos, el segundo sensacional. Y entre los dos acabaron con el Shakhtar, que llegaba a Milán acompañado por el rumor que precede a los equipos peligrosos y publicitado por los goles del italiano Lucarelli (4-1). El punta del equipo ucranio no faltó a la cita. Marcó. Y abandonó San Siro sabiendo que el Milan, con el que se le vincula de cara al mercado de invierno, ya pelea por el primer puesto del Grupo D de la Champions. En la lucha también se mantiene el Benfica de Camacho, que remató su magnífico partido ofensivo ante el Celtic en los últimos minutos (1-0).

Además, el Werder Bremen, rival del Madrid en el Grupo C, derrotó al Lazio (2-1) y Avram Grant celebró con victoria ante el Schalke su debut casero en el Chelsea en la Champions (2-0).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de octubre de 2007