Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Me ponían facturas en carpetones y cuando podía las firmaba"

El coordinador de obras del parque no miraba los documentos

Antonio Rincón, ingeniero, fue reclamado por Terra Mítica como director técnico de las obras para ordenar un caos de centenares de empresas que hacía peligrar la fecha comprometida de apertura del parque. Llegó en marzo de 1999 y se marchó en septiembre de 2000. Es uno de los 32 imputados por fraude a Hacienda a través de una trama de facturas falsas por más de 4,4 millones de euros. Declaró ante el juez en julio de 2006. Reconoce que firmó centenares de facturas sin leerlas. Conoce a Vicente Conesa, uno de los empresarios imputados sobre el que pesan las mayores sospechas y que fue adjudicatario de Terra Mítica de forma directa a través de su empresa C3 Ingeniería de la Construcción y del Medio Ambiente, así como de la UTE Terra Verd. Por declaraciones anteriores se sabía que Conesa fue el responsable de la gerencia de jardinería, o sea, que se daba el visto bueno a sus propias obras. Rincón añade que participó en el diseño de la jardinería en una fase muy previa, la que realizó la empresa encargada de diseñar el parque: Global-Idom.

"Para mí el sello de la gerencia y el de contratación eran suficientes"

Rincón no comprobaba si los trabajos se habían realizado El director técnico ignoraba la procedencia de los proveedores

Este es un extracto de la declaración a la fiscal.

Fiscal. ¿Cuál era su función?

Antonio Rincón. Coordinar las empresas y lograr la apertura del parque el verano de 2000.

F. ¿Su firma era preceptiva?

A. R. No.

F. Pero si no estaba no se podían imputar los costes.

A. R. Sí, porque la imputación viene de antes, la hace directamente la gerencia. Sinceramente, me encontraba carpetones encima de la mesa y lo que hacía era firmarlo la mayoría. Del tema documental me preocupaba muy poco. Tenía bastantes problemas con la obra. Yo no medía, no contaba palmeras ni metros cúbicos de hormigón. Mi firma era una parte burocrática del sistema, lo que no me podían imputar era un horno. La validez de la factura la daba la gerencia, porque efectivamente decía que había medido y que el control cualitativo y cuantitativo era el esperado, el contratado, y contratación. Para mí, era suficiente el sello de la gerencia y de la contratación.

F. No comprobaba si el trabajo se había efectuado.

A. R. No era mi competencia.

F. ¿Las gerencias eran gente de Terra Mítica o de fuera?

A. R. Empresas contratadas por fuera. Las gerencias pasaban las facturas a contratación, las grababa en el sistema, salían al técnico, el técnico visaba...

F. ¿El técnico era usted?

A. R. Sí.

F. ¿Firmaba sin mirar nada?

A. R. Sinceramente, muy poco.

F. La gerencia de ajardinamiento ¿era Vicente Conesa?

A. R. Eso es lo que se está diciendo. La verdad, a don Vicente Conesa, que es el gerente de C3, dirigiendo la gerencia no lo he visto nunca. A mí me traía las facturas de jardinería uno de los ingenieros que había allí que no me acuerdo de su nombre, era un ingeniero bajito, me traía todo lo de gerencia, que pasaba primero por contratación.

(Se le muestran facturas originales aportadas por Terra Mítica y reconoce su firma).

F. Cuando firma no mira nada, se supone que viene con visto y conforme.

A. R. Hombre, claro.

F. Entonces, ¿quién sería el responsable de ver que se realizaron estos trabajos y que Altos del Carrichal trabajó para Terra Mítica, que realizó 1.633 metros cúbicos de transporte?

A. R. Gerencia de Jardinería.

F. Gerencia tiene que comprobar que estos trabajos se han realizado y que esta factura es conforme, firma aquí un responsable de gerencia de ajardinamiento y lo pasa, ¿es así?

A. R. Sí, sí, sí.

F. ¿Le constaba un contrato con la UTE Terra Verd?

F. ¿Ajardinamiento y riego?

A. R. Con Terra Verd, sí.

F. ¿Quién formaba la UTE?

A. R. Hormigones Martínez, C3 Ingeniería de la Construcción y Medioambiente, Luis Batalla, Gestión de la Construcción de Obra Pública, y no sé si había alguno más.

F. ¿La jardinería había sido contratado con Terra Verd?

A. R. Toda la jardinería no. Ha habido más gente ahí.

F. Se lo leo. Cláusula primera: el objeto del contrato es la ejecución de las obras para ajardinamiento y riego, excepto árboles, del parque temático de Benidorm, Terra Mítica. ¿Es así?

A. R. No lo sé.

F. ¿Cómo es posible que autoricen facturas en el tiempo en que está en vigor este contrato y que se ha encomendado la ejecución de las obras de ajardinamiento del parque a una UTE? ¿Cómo es posible que haya dado el visto bueno o puesto su firma en facturas de Altos del Carrichal, Prexing Botánic, etc., por trabajos también de jardinería en la misma fecha que está en vigor este contrato con la UTE?

A. R. Déjeme el contrato, si es tan amable. No es así porque allí yo sé que había Jardinería 1, Jardinería 2 y Jardinería 3 y la UTE Terra Verd tenía una parte.

F. Quiere mirar el acta de recepción provisional de este contrato. ¿La firma que pone por Terra Mítica don Antonio Rincón es la suya?

A. R. Parece ser que sí.

F. Donde pone dirección facultativa, don Vicente Conesa, ¿firmó don Vicente Conesa?

A. R. No sé, pone por orden.

F. Tiene que saber que firma. Está firmando: realizadas las comprobaciones pertinentes se certifica que las obras han sido realizadas de acuerdo al proyecto ejecutivo 1 de ajardinamiento y riego del parque temático de Benidorm con las modificaciones indicadas por la propiedad y las instrucciones dadas en obra por la dirección facultativa. Usted está acreditando con su firma que se han realizado las comprobaciones y que la obra que ha efectuado Terra Verd es conforme a lo que se pactó.

A. R. Acredita la dirección facultativa.

F. ¿Quién era la dirección facultativa?

A. R. Imagino que Conesa.

F. Terra Mítica contrata unas obras de ajardinamiento con una UTE formada por varias empresas, una de ellas C3, que el legal representante de C3 es don Vicente Conesa y ahora usted me dice que el visto bueno de que la obra se ha realizado y que es conforme lo tiene que dar la misma persona que ejecuta la obra. ¿Es eso?

A. R. Es que yo sé que Vicente Conesa hizo los proyectos con Global-Idom, los proyectos de ajardinamiento, estuvo colaborando con ellos, yo ya no sé si estaba dentro de la coordinación con ellos, no lo sé.

F. ¿No se plantearon que Conesa trabajaba para Terra Mítica y no podía ser la misma persona que diese el visto bueno a los trabajos ni a las facturas?

A. R. Cuando llegué, eso ya estaba. No inventé nada.

Declaración al abogado del Estado

Abogado del Estado. ¿Tuvo constancia de que un mismo concepto en ajardinamiento se pudiera haber realizado varias veces?

Antonio Rincón. No. Creo que no lo podía ni siquiera averiguar.

A. E. ¿No lo podía averiguar si le llegaba la factura a lo mejor por un mismo concepto?

A. R. Firmaba cientos de facturas, me las ponían en carpetones y cuando tenía un momento que iba de la obra a la oficina firmaba inmediatamente.

A. E. Pero usted era consciente de que como consecuencia de su firma usted completaba una cadena de responsabilidades.

A. R. No validaba nada. Validaba la gerencia. El proceso era muy farragoso...

A. E. Para dar seguridad, supongo, para que usted diera también seguridad. Usted no puede decir que firmaba sin más.

A. R. Si yo no medía...

A. E. ¿Tenía control sobre la gerencia de ajardinamiento?

A. E. Tenía el contacto en la materia propia de su competencia con las gerencias.

A. R. Tenía mucho contacto con las gerencias, lógicamente. Me preparaban planning, me decían exactamente cómo iba...

A. E. Si había que levantar algo hecho, se le comunicaba.

A. R. Sí, muchas veces. Además, me pedían autorización.

A. E. En esa acta de recepción que le ha presentado la fiscal, el hecho de que la dirección facultativa esté firmada por Conesa, ¿a qué corresponde? La dirección facultativa es Global, ¿no?

A. R. Eso me extrañó muchísimo cuando la vi. Vicente Conesa también hizo con Global-Idom proyectos del ajardinamiento. Conesa es un especialista en medioambiente. Sé que el proyecto, no me haga mucho caso porque le hablo de memoria, el proyecto de jardinería 1, 2 y 3, se los hizo Conesa a Global-Idom, pero lo que le estoy diciendo no es fehaciente, creo recordar eso.

El garabato fácil de Antonio Rincón

- Facturas"Mi firma era una parte burocrática del sistema, lo que no me podían imputar era un horno. La validez de la factura la daba la gerencia, porque efectivamente decía que había medido y que el control cualitativo y cuantitativo era el esperado, el contratado, y contratación"- ContratosReconoce que firmó facturas por trabajos recogidos en un contrato entre Terra Mítica y Terra Verd pero realizadas por otros proveedores que no comprobó- Vicente ConesaConesa diseñó la jardinería a Global-Idom, fue adjudicatario para ejecutarla y se daba el visto bueno para cobrar

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de octubre de 2007

Más información