_
_
_
_

Veinte años de servicios galácticos

Samus Aran, primera heroína de los videojuegos, regresa en su cumpleaños

Han pasado 20 años de su primera aventura. Samus Aran, una cazarrecompensas al servicio de la Federación Galáctica, vuelve al mercado del videojuego de la mano de la empresa matriz que la creó, Nintendo. Ideada en 1986 por los diseñadores japoneses Gunpei Yokoi y Hiroji Kiyotaki, dentro de la serie de juegos Metroid (1987-2007), esta marciana de la colonia terrestre K-2L, potenciada en su madurez con implantes cyborg, nunca llegó a ser tan famosa como otras de sus compañeras posteriores: Lara Croft (Tomb Raider), Tifa Lockart (Final Fantasy) o Ada Wong (Resident Evil) y no ha tenido todavía versión cinematográfica en manos de actrices de generosas curvas, tipo Angelina Jolie o Milla Jovovich. Principalmente porque nadie sospechó al principio que fuera una mujer. En una época en la que los héroes de los videojuegos eran masculinos, sus creadores se plantearon a Samus Aran como una sorprendente broma particular: en el juego originario se presentaba como un cyborg masculino, y tan sólo al final, una vez ganada la partida, ella misma desvelaba su auténtica identidad (y sexo) arrancándose el traje espacial y dejando ver su lustrosa cabellera rubia (o violeta, o caoba). Su lanzamiento, ahora para Nintendo Wii, está previsto en España para el 26 de octubre.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_