Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre aparta al arquitecto Navarro Baldeweg de la obra del Teatro del Canal

El Canal de Isabel II aduce retrasos e imprevistos en el proyecto del prestigiado creador

El arquitecto y artista plástico Juan Navarro Baldeweg se ha quedado atónito tras recibir el pasado día 18 un burofax (documento con valor notarial) en el que el Canal de Isabel II y su director gerente Ildefonso de Miguel, que dependen del gobierno de Esperanza Aguirre, le comunican que le rescinden los contratos por los que se le encargó el proyecto y la dirección de la obra para la construcción del Teatro del Canal, así como el que le facultaba para realizar las obras de los equipamientos escenotécnicos de dicho espacio. Este prestigiado arquitecto ganó en el año 2000 con su proyecto el concurso internacional convocado por el entonces presidente regional Alberto Ruiz-Gallardón y su consejera de las Artes Alicia Moreno.

Navarro Baldeweg está más asombrado aún porque antes de ejecutar esta medida, que considera gravísima y con la que se hace "un daño inconmensurable a mí y al ciudadano", no ha mediado conversación alguna, llamada o notificación por parte del Canal. Se muestra también asombrado porque en el documento se le llega a decir que su proyecto "ha adolecido de importantes defectos, carencias e imprevisiones, que podrían implicar desviaciones presupuestarias y de plazo de ejecución que no son aceptables".

Según Navarro Baldeweg, gran parte de los retrasos se deben a que el Canal adjudicó, vía concurso, el proyecto de equipamientos escenotécnicos (cuyas obras asume el arquitecto del proyecto general) a una empresa que lo ha realizado sin conocer lo construido por Navarro Baldeweg, quien tampoco participó en la redacción de ese proyecto ni en la adjudicación del mismo, por lo que los equipamientos previstos se han tenido que corregir continuamente para adaptarlos al proyecto original, ya que no hubo coordinación entre el proyecto de obra y el de equipamientos.

"¿Si somos tan malos, cómo es que se nos ha contratado en mayo de este año para una fase posterior de la obra de la que no somos autores ni hemos coordinado?", se preguntan el arquitecto responsable del proyecto y Jaime Bretón, quien desde el principio trabaja junto a él.

Con el fin de aclarar y contestar a las graves acusaciones, Navarro Baldeweg deja claro que bajo su responsabilidad se llevó a cabo el proyecto hasta donde se le dijo que tenía que llegar: "A partir de ahí hemos avisado en repetidas ocasiones que faltaban cosas para finalizar el proyecto y les hemos informado puntualmente de las carencias que había y se debían subsanar", comenta el arquitecto, quien ayer por la mañana llevó a un notario los contratos y planos que tuvieran que ver con este proyecto y pondrá el asunto en manos de sus asesores jurídicos.

"Queríamos hacer el mejor teatro de España. Ése es el único objetivo de esta operación. Las obras del proyecto civil están ralentizadas por la constructora y las de equipamiento, una vez resueltas todas las deficiencias, pueden coger un ritmo que posibilitaría terminar todo antes del verano de 2008", sostiene Navarro.

Según el Canal de Isabel II, el proyecto de Navarro Baldeweg costará un 25% más de lo previsto inicialmente, porcentaje habitual en planes de esta índole. Otros grandes proyectos arquitectónicos se desvían aún más, como ese 300% que ha subido el proyecto del Palau de las Arts (cerrado por las inundaciones) de Santiago Calatrava, que de 80 millones de euros ha llegado a los 332.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de octubre de 2007