Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia triplicará en dos años las cámaras de videovigilancia

El Gobierno francés multiplicará por tres el número de cámaras de videovigilancia en los dos próximos años para luchar contra la delincuencia y el terrorismo, ha señalado la ministra del Interior, Michele Alliot-Marie, en una entrevista con el diario Le Monde.

"Los últimos ataques terroristas contra Londres fueron evitados gracias a su sistema de videovigilancia, que está 10 veces más desarrollado que el nuestro. La opinión pública está preparada. He podido constatar que los alcaldes tanto de derechas como de izquierdas son cada vez más conscientes del apoyo a la seguridad que estos medios pueden aportar", asegura Alliot-Marie en la entrevista con el rotativo parisiense. Un informe oficial señala que el número de cámaras de videovigilancia en Francia se eleva a 340.000. El proyecto contará con un presupuesto de unos cuatro millones de euros.

"Hemos realizado muchos progresos para proteger la vida privada: por ejemplo, en los vídeos se ocultan automáticamente las habitaciones privadas", afirma la ministra.

Alliot-Marie señala que el sistema de transporte público de París aumentará el número de cámaras hasta las 6.500 en este periodo, mientras que numerosas ciudades de provincias irán conectando su sistema de videovigilancia a centros de control de la policía. Actualmente, de 230 ciudades francesas con cámaras, sólo 53 están conectadas a este tipo de centros de control.

"Vigilaré de cerca para que la seguridad de los franceses esté garantizada, pero siempre respetando sus libertades. Los drones, esos aviones sin piloto que filman y retransmiten, responden a problemas más puntuales, de vigilancia de grandes acontecimientos", agregó la ministra.

Suburbios conflictivos

La policía francesa ha anunciado recientemente que se dispone a comenzar a utilizar en breve un pequeño avión no tripulado dotado de cámaras para vigilar los suburbios conflictivos de París. "Nuestros suburbios no son Irak", ha declarado el alcalde de Bondy, una localidad de los alrededores de París, el socialista Gilbert Roger. "Necesitamos más policías en las calles y menos máquinas", agregó.

Las autoridades francesas han mostrado en las últimas semanas su preocupación por el aumento de la violencia de las bandas urbanas en París, lo que ha hecho también que crezca el temor a que vuelvan a producirse disturbios como los que incendiaron los suburbios en 2005.

La titular de Interior asegura que su ministerio no tiene la intención de centrarse exclusivamente en la tecnología. "Quiero reagrupar en este ministerio todos los medios humanos que actúan para proteger a los franceses, hasta los guardabosques", señala la ministra en su entrevista con Le Monde. "Quiero valorar a las fuerzas de seguridad, reforzar su formación. Quiero reforzar la motivación", agrega Alliot-Marie.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de octubre de 2007