El Estado prevé vender su 5% de Iberia a 3,88 euros por acción

La participación que conserva el Estado a través de la SEPI en Iberia, un 5,1%, reportará cuando se venda unos 191 millones de euros, según la previsión que avanzó ayer el presidente de la sociedad estatal, Enrique Martínez Robles, en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados. Eso implica que el Estado prevé vender a 3,88 euros por acción, con unas plusvalías de 103 millones de euros.

Martínez Robles explicó que la enajenación de Iberia es la única prevista en 2008. Una portavoz de la SEPI explicó que el criterio económico no será el único que tome en consideración la sociedad estatal para elegir a quién vender, sino que también valorará el plan industrial del eventual comprador. Además, matiza que si bien se incluye en el presupuesto de 2008, podría ocurrir que la venta se produjese en un momento posterior, como ocurrió en el caso de la participación en Endesa.

Sobre los pretendientes de Iberia, ayer el ex presidente de la compañía Javier Salas, cabeza visible de una oferta con socios sólo españoles, se reunió con el actual, Fernando Conte, para comunicarle de manera formal sus intenciones, acompañado del ex presidente de Deloitte, Miguel Zorita. Ese grupo español incluye también al ex consejero delegado de Inditex, José María Castellanos, y tendría como financiador al Santander, que actuaría únicamente en ese sentido y no como socio.

Se da la circunstancia de que el grupo Santander participa en el consorcio liderado por el fondo estadounidense TPG y British Airways a través de su fondo Vista Capital. Esa coincidencia ha levantado cierta perplejidad en fuentes cercanas a ese consorcio, que prevé lanzar una oferta vinculante por la aerolínea en las próximas semanas.

Disputa entre pilotos

Además, el grupo español de Salas, Zorita y Castellanos cuenta con el apoyo de Bernardo Obrador, actual presidente de la sección sindical de Sepla-Iberia y uno de los cinco candidatos en liza en el proceso electoral abierto para los afiliados, la mayoría de los 1.850 pilotos de la aerolínea. El hecho de que Obrador expresase ese respaldo el martes, justo el día que comenzaba el proceso ha levantado una gran polvareda en el colectivo. El Sepla, cuyo hasta ahora presidente Andoni Nieto disputa a Obrador la presidencia de la sección sindical de la mayor compañía aérea española, emitió ayer un comunicado en el que "se desvincula absolutamente de las noticias" que relacionan al sindicato con una oferta por Iberia.

Precisamente uno de los inconvenientes en la parte social que tendrá el eventual comprador de Iberia será la negociación con los pilotos de un convenio (el último es de 1999) que permita incrementar su productividad y que la dirección de la compañía ha tratado sin éxito de negociar en los tres años de Obrador como presidente de Sepla-Iberia.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS