Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
El reconocimiento a las víctimas del franquismo

Juan Costa: "No hay ningún partido que no condene los alzamientos"

El PP matizó ayer la posición sobre la ley de memoria histórica. Juan Costa, coordinador de su programa electoral, insistió en criticar la ley, pero añadió: "No hay ningún partido político democrático que no condene los alzamientos contra órdenes o gobiernos legítimos, que no condene las dictaduras y la violencia ejercida desde el Estado" y que no esté "absolutamente de acuerdo" con la necesidad de reparar "cualquier daño" con relación a las víctimas. "Fue una parte muy negra de la historia de España", dijo en Onda Cero. Sus palabras fueron criticadas en medios de comunicación conservadores.

El PP votó en 2002 en el Congreso una condena del alzamiento militar de 1936, pero rechaza ahora aprobar la ley de memoria, que contiene otra condena más solemne y nuevas ayudas a las víctimas y a las familias que buscan a sus seres queridos en fosas comunes.

Mariano Rajoy, presidente del PP, cree que la ley sólo provocará "líos, problemas y divisiones y no va a satisfacer a nadie". "España es un país que tiene una historia tormentosa, con tres guerras en 200 años y una reciente dictadura de 40 años; y en la transición, lo puedo decir yo que no estaba, gentes procedentes de diversos orígenes acordaron mirar al futuro y cerrar el pasado", argumentó Rajoy.

Mientras, el portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, señaló que el acto de beatificación de 498 religiosos "mártires de la Guerra Civil", muertos a manos de descontrolados en zona republicana, "no tiene nada que ver con ninguna agenda política", en referencia a la ley.

Por su parte, Josep Antoni Duran, portavoz de CiU, insistió en que aún "no hay acuerdo en los contenidos" de la ley, aunque explicó que su partido ha logrado que se condenen también "actos que se hicieron durante la guerra civil por parte de gente descontrolada, por parte de jurados que acabaron con la vida de personas por creencias religiosas o por su condición social, personas republicanas que nunca reivindicó el franquismo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de octubre de 2007