Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las precipitaciones aumentaron un 10% más entre octubre de 2006 y septiembre de 2007

El año hidrológico, que va desde el 1 de octubre de 2006 al 30 de septiembre de 2007, finalizó en la Comunidad Valenciana con un superávit medio estimado del 10%, aunque en un 25% del territorio las precipitaciones aún fueron deficitarias, según el informe del Centro Meteorológico hecho público ayer. El balance anual confirma que el año hidrológico 2006-2007 fue el más húmedo de los últimos tres años hidrológicos, ya que las precipitaciones superaron en un 45% a las registradas en el periodo 2004-2005, y en un 32% a las de curso 2005-2006.

El mes de abril fue con diferencia el más lluvioso de los últimos doce meses, con precipitaciones casi tres veces superiores a lo normal en ese mes; mientras que los meses más secos fueron octubre y julio pasado, con un 80% menos precipitaciones de lo "normal".

En términos absolutos, la zona con mayor precipitación acumulada se centró en la montaña del norte de Alicante, en la comarca de La Marina Alta, llegando a alcanzar cantidades superiores a los 1.000 litros por metro cuadrado en localidades como La Vall d'Ebo, Orba, Alcalalí o Benichembla. Por el contrario, los registros más bajos se dieron en el extremo sur de la provincia de Alicante, con valores inferiores a 300 litros por metro cuadrado, en Pilar de la Horadada y el Bajo Segura.

En términos relativos -es decir, el porcentaje de precipitación acumulada respecto a lo que resulta normal en cada punto-, el superávit más alto se observó en gran parte de la provincia de Alicante (salvo en la citada zona del Bajo Segura) y en la zona más interior de la provincia de Castellón, así como en el nordeste y en el sureste de la de Valencia. Sin embargo, gran parte del interior de la provincia de Valencia y del nordeste de la de Castellón presentaron precipitaciones deficitarias.

Con todo, las principales "anomalías" respecto a las precipitaciones estimadas -ya fuera por déficit o por superávit- se registraron en la capital de Alicante, donde lo habitual son precipitaciones que rondan los 335,7 litros por metro cuadrado y en esta ocasión se llegaron a recoger 436.7 litros por metro cuadrado, lo que supone un 30% más de agua.

Éste es el caso también de Valencia donde cayeron 627 litros por metro cuadrado frente a los 453,9 del año anterior, lo que supone un incremento del 38%. Castellón es la ciudad donde menos crecen las precipitaciones, aunque se registraron hasta un 6% más de lluvias que en el periodo anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de octubre de 2007