Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Descubierto un proceso clave en la aparición del cáncer de colon

El primer paso en el desarrollo del cáncer de colon es la formación de tumores benignos, llamados adenomas, en el intestino. Con el tiempo estos tumores pueden desarrollar el cáncer de colon si sufren una serie de mutaciones y alteraciones genéticas. Ahora un equipo científico de Barcelona, del Instituto de Investigación Biomédica (IRB), ha dado un importante paso adelante en el conocimiento detallado de este proceso al descubrir un nuevo mecanismo por el cual las células tumorales benignas reciben la orden de crecer en espacios delimitados, sin posibilidad de invadir otras zonas del tejido. Hasta que las células tumorales no aprenden a desactivar este mecanismo no pueden invadir otros tejidos.

Según los cálculos de los expertos, entre el 30% y el 50% de las personas mayores de 60 años pueden desarrollar algún adenoma benigno, informa el IRB. El cáncer colorectal ocupa la primera posición en el registro de cánceres más frecuentes en España, con más de 25.000 nuevos diagnósticos al año. En el mundo, más de medio millón de personasmurieron por esta enfermedad en el último año.

Los científicos de Barcelona, liderados Eduard Batlle, han observado que las células tumorales de los adenomas tienen un tipo especial de receptores en su superficie, denominados técnicamente EphB2 y EpHB3, implicados en la organización del tejido intestinal. Gracias a la actividad de estos receptores las células tumorales escuchan obligatoriamente las señales que reciben de su entorno, señales que hacen que los tumores benignos crezcan en espacio delimitado más allá del cual no pueden expandirse.

"Sabíamos que estos receptores funcionaban como supresores tumorales, pero desconocíamos cómo", comenta Batlle, jefe del Programa de Oncología del IRB. "Ahora hemos podido ver que lo que hacen es compartimentar el tumor y, por tanto, poner barreras a su expansión".

Células tumorales

Hasta que las células tumorales no aprenden a desactivar estos receptores no pueden invadir otros tejidos fuera del compartimento, explica el científico de Barcelona. "De alguna manera las células tumorales, a medida que se van malignizando van refinando su programa genético y eliminan aquellas señales que les impiden crecer, entre otras, la acción de estos dos receptores".

El estudio, dado a conocer en el último número de la revista Nature Genetics, explica uno de los mecanismos clave en el proceso de conversión del tumor de benigno en maligno durante la aparición del cáncer de colon. Los experimentos realizados en el IRB han permitido determinar que la pérdida de esa compartimentación, es decir, la pérdida de la función de esos receptores específicos, es uno de los factores clave en la aparición de un cáncer colorectal a partir de un adenoma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de octubre de 2007