Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El MNAC incorpora a su colección un cuadro pintado por Edward Munch

El Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) ha incorporado a su colección permanente el cuadro del pintor noruego Edward Munch (1863-1944), Retrato de Thor Lütken, según informó ayer el museo en un comunicado. El cuadro ha sido cedido en depósito a la pinacoteca catalana a través de la Fundación Amigos del MNAC por su propietario, Jorge Lütken, nieto del personaje retratado por Munch.

Edward Munch pintó este óleo en 1892 en agradecimiento al abogado Thor Lüken, vecino suyo, por los servicios que le había prestado. El retrato, de características académicas con firma y fecha en el ángulo inferior izquierdo, muestra una sobria figura vestida de negro con un detalle singular, una imagen simbólica, casi imperceptible, junto a la mano izquierda del retratado, en la parte inferior del cuadro. La obra pasará hoy al servicio de restauración del museo para su evaluación.

El cuadro llegó a Barcelona de mano del hijo de Lütken, que fue cónsul general de Noruega en Barcelona, ciudad en la que reside el nieto del abogado, Jorge Lütken, que tiene el cargo de director general de una empresa de fertilizantes con sede en la capital catalana.

Retrato de Thor Lütken fue pintado por Munch sólo un año antes de realizar dos de sus obras más conocidas, El grito y Madonna.

Con esta incorporación del retrato de Edward Munch, el Museo Nacional de Arte de Cataluña se erige en el segundo museo español que cuenta entre sus fondos con una obra del artista noruego. Hasta ahora, sólo el Museo Thyssen de Madrid tenía en su colección un cuadro de Munch.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de septiembre de 2007