Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BBVA advierte a sus clientes del riesgo de los bonos del Santander

La entidad instruye a las sucursales sobre cómo actuar con los que se interesen por la emisión

En un momento como el actual, con falta de liquidez, captar 7.000 millones de euros no puede pasar inadvertido en el mercado financiero. Es una cantidad muy grande, lo suficiente como para que se enciendan las alarmas de las grandes entidades, ya sean bancos o cajas de ahorros. La emisión de 7.000 millones de euros en bonos convertibles en acciones del Santander tiene como destino comprar ABN Amro, y finaliza el 4 de octubre.

Una de las primeras reacciones ha sido la de su máximo rival, el BBVA. La entidad ha remitido una nota interna a su red de oficinas en la que explica las características de la emisión y en la que da instrucciones a los directores de las sucursales de cómo deben actuar ante los clientes que se interesen por los bonos, según desveló Europa Press. Este es el segundo choque entre los dos grandes bancos en diez días después de que ambos no se pusieran de acuerdo sobre el lanzamiento de una nota conjunta de la patronal AEB en la que se resaltaba la solidez del sector.

El banco presidido por Francisco González quiere dejar claro con la nota es que lo que ofrece esa emisión en realidad son acciones del Santander, ya que los valores son obligatoriamente convertibles, siempre que la OPA lanzada por Santander salga adelante. La emisión se dirige exclusivamente a inversores particulares y tiene un plazo de vencimiento de cinco años; ofrece un tipo de interés nominal fijo del 7,30% el primer año, mientras que los cuatro restantes el rendimiento será variable (Euríbor a tres meses, más el 2,75%).

La emisión se pagará canjeándose por acciones del Santander al final del quinto año de forma obligatoria, y el inversor solamente podrá adelantar este canje al final de cada uno de los primeros cuatro años. Una de las claves es que el precio al que los clientes tendrán que convertir obligatoriamente las acciones será un 16% superior a la cotización del Santander.

Entre sus competidores se ha criticado que en la publicidad en televisión el producto parece más de renta fija que de acciones.

El BBVA insiste en la nota en que lo que se hace es "comprar a futuro acciones del Santander, y, por lo tanto, el capital no está garantizado". Es decir, que el producto tiene riesgos, ya que conlleva posibles pérdidas sujetas a la fluctuación del valor de la acción del Santander.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de septiembre de 2007