Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Veinte urbanizaciones de Marbella tienen alto riesgo de inundación

El Plan General recomienda no construir en esas zonas hasta que haya estudios en detalle

Una veintena de urbanizaciones de Marbella construidas alrededor de sus cuatro ríos tienen riesgo alto de inundación. El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)alerta de que los complejos turísticos han ocupado los cauces bajos y recomienda que no se construya en el entorno hasta que no se efectúen estudios hidráulicos en detalle. También observa que determinados puentes son demasiado bajos y pueden actuar como barrera para el desagüe de los arroyos.

Un estudio elaborado por la Junta de Andalucía e incluido en el PGOU, actualmente en fase de alegaciones, recoge como inundables la mayor parte de los arroyos y ríos incluidos en el término municipal de Marbella y detecta una "sobreocupación espacial" de los espacios fluviales en zonas urbanas, sobre todo por debajo de la autovía A-7. "Deberían de haberse respetado como llanuras de inundación de los cauces, pero actualmente se encuentran ocupadas en su mayor parte por urbanizaciones turísticas y de segunda residencia a lo largo de los cauces bajos de los ríos y arroyos de Marbella", diagnostica el PGOU.

El peligro por inundación es mayor en torno a cuatro ríos de la ciudad. El estudio cataloga sus alrededores con varios niveles de riesgo. Una veintena de urbanizaciones se sitúan en el nivel A, es decir que se calcula que en 50 años el agua terminará anegándolos al menos una vez. En río Real sufren mayor riesgo numerosas viviendas próximas al cauce ubicadas al norte de la urbanización Incasol, los equipamientos y servicios del campo de golf Río Real y sus accesos; y la N-340 en el punto de cruce con el río. En el río Verde afecta a la urbanización La Concepción (parte alta); Peña blanca, La Vega, San Javier, La Judía y Salma (parte media); y los complejos La Alcazaba, Cristamar y Río Verde Playa (parte baja). En el río Guadaiza hay otras siete urbanizaciones -Nueva Andalucía, Cortijo Blanco, La Pepita, Guadaiza, El Rodeo y Las Petunias, así como las viviendas de las inmediaciones del campo de golf- y en el río Guadalmina se incluyen como alto riesgo las viviendas de la urbanización Guadalmina Alto, las Yucas y Casasola.

El Plan de Ordenación del Territorio de la Costa del Sol Occidental (POT) establece un tratamiento exclusivo de las zonas inundables y aconseja que se consideren "zonas cautelares" hasta que no se efectúen estudios hidráulicos en detalle que permitan definir los límites concretos. "Los instrumentos de planeamiento deberán recoger las zonas cautelares ante el riesgo de inundación en los suelos urbanizables y no urbanizables, pasando a clasificarse estas zonas, directamente como suelo no urbanizable y estableciéndose los criterios y las medidas necesarias para la prevención del riesgo de avenidas", explica.

El documento también subraya que los puentes de paso de la autovía A-7 construidos sobre los ríos y arroyos de Marbella no se han levantado lo suficiente sobre la rasante de los cauces y tienen un resguardo muy bajo con respecto a la altura máxima del agua en situaciones de avenida importantes. Estos puentes pueden actuar como barrera que impida desaguar correctamente a los cauces y que multiplique la inundabilidad de los suelos al norte de la A-7.Este problema se debe a que los puentes fueron construidos según una normativa que obligaba a calcular una posible inundación de las que sólo se producen cada cien años. En la actualidad, estas infraestructuras deben soportar inundaciones como las más fuertes de los últimos cinco siglos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de septiembre de 2007