Dos imputados por la explosión mortal de Santa Coloma

La juez de Primera Instancia de Santa Coloma de Gramenet (Barcelonès) ha imputado a un operario de Gas Natural y a un directivo de la empresa Uralita para determinar su responsabilidad en la explosión que en enero de 2006 causó la muerte de dos personas y una veintena de heridos en el barrio de Fondo. Según el abogado que representa a la mayoría de afectados, que ejercen la acusación particular, los imputados son uno de los dos operarios de Gas Natural que acudieron a Fondo después del aviso de fuga -el otro murió en la explosión- y el entonces director de Calidad, Estudios y Proyectos de la empresa Uralita, que fabricó la tubería de gas en la que se produjo la explosión.

El letrado, Juan Antequera, explicó que la juez considera que los hechos pueden ser constitutivos de un delito de homicidio por imprudencia y otro de daños por imprudencia, ya que los indicios apuntan a una presunta negligencia. Fuentes de Gas Natural señalaron que todavía no han recibido ningún requerimiento judicial, aunque están "a disposición" de los juzgados para entregar toda la información necesaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 14 de septiembre de 2007.