Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:MÚSICA

Mirando al Sol naciente

Los países orientales, herederos de culturas milenarias, han entrado definitivamente en la modernidad. Atentos a las distintas manifestaciones musicales, los organizadores del XXIII Festival de Música Contemporánea de Alicante (del 20 al 29 de septiembre) le dedican este año especial atención. Junto a ellos, trece estrenos absolutos y otras piezas de gran interés.

El Festival de Alicante ha optado este año por el lema Trazos de Oriente, lo que deja bien claro su carácter de escaparate de músicas más o menos lejanas, en todo caso más cerca de nosotros que nunca porque los compositores y los músicos orientales están en todos los carteles. El rótulo no debe tampoco hacer temer por lo que el festival ha tenido siempre de muestra de la creación contemporánea española y el equilibrio de la programación tiene mucho que ver con lo que han sido las dos temporadas en las que su organizador, el Centro para la Difusión de la Música Contemporánea, ha desarrollado en su curso regular en el Museo Reina Sofía.

Hay 19 compositores españoles y 28 extranjeros en 13 conciertos, lo que a algunos les parecerá mal -que haya menos españoles aunque sean casi dos decenas- y a otros de perlas porque se les abre el horizonte. Además, a mejor salud de la creación propia -y la española en música parece excelente- siempre debiera corresponder una mayor curiosidad por la ajena.

Se empieza el jueves 20 apostando fuerte con la presencia del coreógrafo y bailarín indonesio Chendra Panatan, con el apoyo de un grupo instrumental en el que figura ese gran pianista ya tan de aquí como de allí que es Ananda Sukarlan, en un programa dedicado a la música de su país y a la española en ella basada, con la presencia de una curiosidad de Ernesto Halffter, lo que unirá lo verdadero y lo falso, esas dos caras de nuestra relación con Oriente.

Inmersión total el día siguien

te con el programa que el Plural Ensemble que dirige Fabián Panisello -uno de esos grupos y esos maestros, también compositor en este caso, que revelan que las cosas funcionan- dedicará a autores japoneses: Kishino, Hosokawa, Mochizuki e Itoh. El nipón que puso a su país en la órbita de la modernidad musical, y que vendió muchos discos, Toru Takemitsu, aparece con su How slow the wind en el concierto que José María Sánchez-Verdú dirigirá a la Orquesta Ciudad de Granada y en el que se integran, además, dos encargos del Festival obra del propio Sánchez-Verdú y de Iluminada Pérez Frutos. La música china llegará con un programa para pipa, instrumento tradicional de aquellas tierras, con Liu Fang y el Xenia Ensemble. Habrá obras de Chen Yi, Melissa Hui, Zhou Long y el inevitable Tan Dun, un estupendo músico ya de fama internacional, asequible, directo y brillante, y de cuya ópera El primer emperador fue protagonista en su todavía reciente estreno en el Metropolitan neoyorquino el tenor Plácido Domingo.

Más encargos. Estelas en la mar, de Sofía Martínez; Laberinto de la noche, de Carlos Satué, y Manhattan in the Mist, de José Luis Greco, en una velada que se abre con el consagradísimo escocés James MacMillan. El Grupo Enigma con Juan José Olives garantizan el resultado. Otra obra nueva será Kammerkonzert, de Miguel Gálvez, en una sesión con piezas de, entre otros, el gran coreano Ysang Yun, que tan canutas las pasó en vida por razones políticas, y el japonés Yoshihisa Taira -descubridor de Takemitsu en Europa-. Ojo a los intérpretes que son, nada menos, el Trío Arbós, Neopercusión y un grupo de solistas entre los que destaca ese formidable clarinetista que es José Luis Estellés.

Habrá también obras nuevas de nuestros jóvenes seniors -De la Cruz, Rueda y Del Puerto por el violinista Manuel Guillén-, un par de sesiones de creación radiofónica con realizaciones de Capdevilla y López Rascón, otra con Spanish Brass Luur Metalls -Cosmogonía, de Daniel Flors- y dos de danza: la que estará a cargo de la bailarina Eva Narejos y el pianista Ricardo Descalzo, y el plato fuerte que cerrará el festival el día 29, Optical Identity, el espectáculo recién presentado en los Festivales de Singapur y Edimburgo por Theatre Cryptic y el Cuarteto T'ang.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de septiembre de 2007