Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Fórmula 1 | El escándalo del espionaje a Ferrari

McLaren carga con toda la condena

La Federación Internacional de Automovilismo multa a la escudería con 72 millones de euros y la pérdida del Mundial de constructores - Lewis Hamilton y Fernando Alonso son exonerados y conservan los puntos en su pugna por el título

McLaren evitó ayer lo peor, aunque, económicamente, la escudería anglo-alemana podría acusar el impacto. La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) sancionó a McLaren-Mercedes con la pérdida de todos los puntos del Campeonato del Mundo de constructores de Fórmula 1 de 2007 y le impuso una multa de 100 millones de dólares (unos 72 millones de euros), aproximadamente la cuarta parte de su presupuesto anual, por haber usado información confidencial de Ferrari.

El equipo dejará de ganar entre 14 y 21 millones por no poder ser campeón por marcas

El castigo es el mayor que ha aplicado la FIA desde su creación, en 1950

Sin embargo, sus pilotos, Fernando Alonso y Lewis Hamilton, han quedado exonerados de toda responsabilidad y conservan los puntos obtenidos este año. Así que el británico sigue aventajando en tres al español a falta de cuatro carreras.

La FIA se cobrará parte de la multa -la mayor impuesta en la historia de este organismo desde su creación en 1950- de los derechos de televisión que le corresponden al equipo de Woking: en torno a los 65 millones de dólares (46,8 millones de euros). Además, McLaren, que tenía 24 horas para presentar una apelación, deberá probar el año que viene que sus bólidos no contienen ningún tipo de "propiedad intelectual" de Ferrari. De lo contrario, podría ser sancionada en 2008.

El equipo McLaren-Mercedes, fundado en 1966 por el piloto neozelandés Bruce McLaren y su actual director, Ron Dennis, tiene un presupuesto anual de 402 millones de euros, el mayor de la parrilla, por delante de Honda (382), Ferrari (329) o Toro Rosso, que sólo cuenta con 66, una cantidad menor incluso a la de la sanción. Su principal patrocinador, Vodafone, paga 60 millones; y Banco Santander, en torno a los 12. Alonso, bicampeón mundial, fue fichado este año por 20 millones de euros anuales. Su compañero y rival, el británico Hamilton, ha visto cómo sus resultados hacían subir su sueldo de 300.000 euros a cinco millones. Unas cifras que contextualizan una multa de 72 millones al cambio de ayer y cuyo alcance real, si se tiene en cuenta el dinero que pierde el equipo por no ser campeón de constructores ascendería a entre 20 y 30 millones de dólares más, es decir, a entre 14,4 y 21,6 millones de euros más.

El comunicado emitido por la FIA a última hora de la tarde, tras una sesión maratoniana del Consejo Mundial, establece que el equipo McLaren-Mercedes ha sido desposeído de sus puntos en el campeonato de constructores y que ya no podrá volver a puntuar en las cuatro carreras que quedan por disputarse. Los pilotos no han sido sancionados por haber colaborado en la encuesta que investigaba el espionaje industrial de McLaren a Ferrari.

The Times informaba ayer de que el caso se resumía en un expediente de 166 páginas que incluía intercambios de correos electrónicos entre Pedro Martínez de la Rosa y Alonso al igual que llamadas telefónicas y mensajes de texto entre Nike Coughlan y Nigel Stepney -los protagonistas iniciales de la trama- que la FIA había recibido de las autoridades italianas. McLaren, además, ha recibido una notificación judicial de que está bajo pesquisa criminal en Italia y cinco de sus miembros son investigados por supuesto fraude deportivo, espionaje industrial y posesión ilegal y falsificación de información financiera.

La FIA establece asimismo que la escudería británica estará bajo sospecha el año que viene. "El Consejo Mundial deberá recibir un completo informe técnico de los coches de McLaren para 2008 y en su reunión de diciembre próximo estudiará si debe sancionar o no al equipo para la temporada próxima", señala la nota, que remite a una explicación más detallada de las decisiones que hará pública hoy. Los puntos conseguidos por las demás escuderías hasta ahora no variarán. En caso de victoria de un piloto de McLaren, ningún representante de la escudería podrá subir al podio.

Desde primeras horas de la mañana, los alrededores de la sede de la FIA, en la plaza de la Concordia, de París, justo al lado del hotel Crillon, hervían de periodistas. La reunión del Consejo Mundial del organismo que gestiona las competiciones internacionales automovilísticas se anunciaba tormentosa. La llegada de los protagonistas de la pelea entre las dos escuderías punteras de la Fórmula 1 provocó un remolino.

La delegación de McLaren la encabezaba el gran patrón de la escudería, Ron Dennis, a quien acompañaba Norbert Haug, el director de competición de Mercedes, así como el principal accionista de McLaren y uno de sus fundadores, Mansour Ojjeh. La sorpresa la constituyó la presencia del director de operaciones, Jonathan Neale; Hamilton y De la Rosa, éstos vestidos con sendos ternos oscuros, camisa blanca y corbata, un uniforme bastante distinto del que habitualmente suelen llevar. Alonso no acudió a la cita. El bicampeón se encontraba en el circuito de Spa Francorchamps, donde este fin de semana se correrá el Gran Premio de Bélgica.

Por parte de Ferrari asistió su director deportivo, Jean Todt. También estuvo el ingeniero Ross Brawn, que, tras la retirada de Michael Schumacher, decidió tomarse un año sabático. Brawn era el superior directo del ingeniero Stepney, el hombre que está en el origen de toda esta trama de espionaje industrial. Fue él +quien, al verse marginado en Ferrari tras la salida de Brawn, se llevó el famoso informe de 780 folios que más tarde entregó al jefe de diseño de McLaren, Coughlan.

Las consecuencias de la decisión de la FIA están aún por ver. Norbert Haug, el representante de Daimler Benz en el equipo, responsable del departamento deportivo de Mercedes, no escondió su indignación y aseguró que el equipo "seguirá luchando para que triunfe la justicia", lo que hace suponer que McLaren apelará la decisión. Según Haug, "el veredicto resulta chocante para todos los miembros del equipo y, como muestran las reacciones de la prensa y de los aficionados a la Fórmula 1, también para muchas otras personas".

LAS CLAVES DE LA SENTENCIA

La multa de la FIA es casi la quinta parte del presupuesto anual de McLaren Mercedes, el más grande del 'circo': 402 millones de euros. Alonso fue fichado por 20 millones al año y Hamilton, gracias a sus éxitos, ha pasado de ganar 300.000 euros a percibir 5 millones. El principal patrocinador, Vodafone, aporta 60 millones; y Banco Santander, 12.La Federación Internacional cobrará parte de ese dinero de los derechos televisivos que le corresponden al equipo de Woking: unos 46,8 millones.La escudería angloalemana también deberá probar en la próxima temporada que sus bólidos no contienen ningún tipo de "propiedad intelectual" de Ferrari. De lo contrario, podría ser sancionada de nuevo.Asimismo, se encuentra bajo pesquisa criminal en Italia y cinco de sus miembros son investigados por supuesto fraude deportivo, espionaje industrial y posesión ilegal y falsificación de información financiera.Hamilton y De la Rosa comparecieron en París junto a su patrón, Ron Dennis. Alonso no lo hizo por hallarse en el circuito de Spa Francorchamps preparándose para el Gran Premio de Bélgica, que se disputará el domingo.En lo que resta de Mundial ningún representante de McLaren podrá subir al podio con sus pilotos si éstos ganan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de septiembre de 2007

Más información