Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Robben, sin fecha de vuelta

El extremo holandés del Madrid sigue un plan específico para recuperar el tono muscular

El día de su presentación con la camiseta blanca dijo sin reparos que estaba físicamente preparado para jugar contra el Atlético. Lo dijo quizás para tranquilizar al Madrid, que acababa de gastarse 35 millones de euros en su fichaje. Arjen Robben no ha debutado todavía y los preparadores físicos no se atreven a dar una fecha para su regreso. "Hemos dibujado un plan de trabajo que no responde a las exigencias del equipo sino a las exigencias fisiológicas del jugador", explica Walter Di Salvo, responsable de la preparación física del Madrid.

El ex del Chelsea llegó a Chamartín sin haber disputado la pretemporada, recuperándose de unos pequeños problemas en su rodilla derecha -operada el pasado mes de marzo- y tras una campaña de altibajos en la que disputó sólo 16 partidos, 9 de ellos de titular. Antes había superado un tumor benigno en un testículo. "Su problema es que ha estado parado mucho tiempo. Le ha faltado continuidad. Jugaba un partido y luego estaba un mes de baja. Volvía y se paraba otra vez. Lleva más de un año sin tener un ciclo continuo de entrenamientos", matiza Di Salvo, quien niega haberse encontrado a un jugador -tiene 23 años- "sin futuro".

"Ha estado parado mucho tiempo. Le ha faltado continuidad", dice el preparador físico

"Le hemos preparado un plan de trabajo específico y gradual en función de su historial de lesiones y en función de la falta de entrenamiento que ha padecido", matiza el preparador físico del Madrid, que ha puesto mucho énfasis en las lesiones previas de todos los jugadores de la plantilla desde el primer día de la pretemporada en Austria. Y es que en función de cada historial de lesiones prepara los planes de trabajo en el gimnasio.

El extremo holandés saltó por primera vez al césped el pasado martes. Durante los diez días anteriores estuvo trabajando en el gimnasio, montando en bicicleta, corriendo en la cinta y haciendo cargas. "En esos primeros días nos centramos en la elasticidad y en el estiramiento de los músculos", dice Di Salvo, quien explica la importancia de ese tipo ejercicios. "Ahora es fundamental recuperar el tono muscular. Él de la pierna lesionada era infinitamente menor que la otra. Y, sin un tono muscular adecuado, es imposible hacer cualquier otro tipo de ejercicio físico". Robben ha estado trabajando en doble sesión y bajo control médico, y según Di Salvo ha cumplido todos los objetivos que le habían fijado.

"Estamos satisfechos con el trabajo que ha hecho. Esta semana ha empezado a correr en el césped y si todo sigue sus cauces está previsto que el lunes que viene empiece a tocar balón", asegura el preparador físico italiano. Todavía no se atreve a hablar de tiempos de recuperación ni de su regreso a la cancha que muchos apuntaban ya para el día 16 en el Bernabéu contra el Almería. "Es demasiado pronto para dar fechas. Hay que ir viendo día a día cómo responde a los estímulos. Además, es una decisión que tomaremos todos juntos, médicos y entrenador".

De momento, Robben recibe los mimos del cuerpo técnico. Nadie se olvida que el día de su presentación dijo que había entrado en el mundo de los sueños. "Lo más frustrante para un jugador es lesionarse. Pero a veces no se puede evitar. Para mí este es un nuevo comienzo...", aseguraba al abandonar la sala de prensa del Bernabéu.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de septiembre de 2007