Reportaje:

Schumacher, Príncipe de Asturias

El heptacampeón mundial de F-1 recibe el galardón del Deporte dos años después que Alonso

Cuestionado a veces por su hipotética antideportividad, pero casi unánimemente reconocido como el mejor piloto de la historia de la fórmula 1, Michael Schumacher fue proclamado ayer ganador de uno de los galardones más deseados por los deportistas mundiales: el Príncipe de Asturias. El premio le llega con algo de retraso, diez meses después de haberse retirado y dos años más tarde de que se lo adjudicaran al piloto español Fernando Alonso, poco antes de que consiguiera su primer título mundial. Schumacher tenía ya entonces el récord de siete que figuran en su brillante palmarés.

"Me sorprende, pero obviamente me siento muy honrado", dijo el piloto alemán, de 38 años, a Juan Antonio Samaranch, presidente del jurado, que se lo comunicó. Schumacher se sintió especialmente emocionado cuando el presidente honorífico del Comité Olímpico Internacional le explicó que no sólo se valoraban sus méritos deportivos, sino también su compromiso social. Michael Schumacher encabeza casi todas las listas de récords de la F-1. ?Tras 15 temporadas en la parrilla, es el que más títulos posee (7), el que más carreras ha ganado (91), más pole positions ha hecho (68), el que ha dado más vueltas rápidas (76) y el que más puntos ha sumado (1.369), y también el que posee más podios (154) y ha sido líder en más vueltas (5.108). Sólo es superado en el ranking de grandes premios corridos (249), donde Ricardo Patrese le supera con 256.

El alemán, considerado el mejor piloto de la historia, atesora todos los récords de la F-1
El jurado valoró su historial deportivo y su implicación en temas de carácter social

Sin embargo, aunque este palmarés ha sido determinante, el jurado del Príncipe de Asturias quiso también proclamar la incidencia que había tenido en su decisión la faceta humana de este gran deportista. Schumacher ha colaborado en múltiples actos benéficos a lo largo de su vida. Donó incluso más de siete millones de euros a los damnificados por el maremoto del sudeste asiático, y aportó 1,5 millones a la Unesco, entidad de la que es embajador desde 1995.

Todos estos hechos acabaron decidiendo al jurado, frente a la candidatura conjunta de los tenistas Roger Federer y Rafael Nadal, a la que derrotó por 16 votos a 12. Anteriormente, habían sido ya descartados el heptacampeón mundial de motociclismo Valentino Rossi y la atleta Yelena Isinbayeva. "Schumacher es el piloto más importante de toda la historia", señaló Samaranch, queriendo excluir que su premio llegara ahora como compensación por el que le concedieron a Alonso hace dos años. "Aquí no ha habido compensaciones", afirmó Samaranch. "El premio no llega tarde".

Fernando Alonso, por su parte, aseguró que Schumacher se merecía el premio. "Me alegro por él. Es un gran campeón que debe figurar en la lista de galardonados. Y me alegro por mi deporte, que vuelve a recibir un premio de esta magnitud".

Schumacher debutó en la F-1 en 1991 (Jordan) en el Gran Premio de Bélgica pero obtuvo sus títulos con Benetton (1994 y 1995) y Ferrari (2000-2004). El año pasado en Brasil corrió su último gran premio. Su brillante trayectoria se vio ensombrecida sólo por algunos lances, considerados por muchos antideportivos: accidentes con Damon Hill (Adelaida 1994) y con Jacques Villeneuve (Jerez 1997), victoria por órdenes de equipo ante Barrichello en Austria 2002. Sin embargo, su figura permanece como paradigma de lo que debe ser un piloto de F-1.

SCIAMMARELLA

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS