Fútbol | Primera jornada de Liga

Mediapro vuelve a piratear la señal para La Sexta

La cadena emite en directo el partido Valencia-Villarreal sin tener los derechos

La Sexta, cadena de televisión de la que es accionista la productora Mediapro, ha retransmitido tres partidos en abierto este fin de semana pese a que los derechos para ello corresponden a Audiovisual Sport (AVS). El encuentro del sábado entre el Sevilla y el Getafe lo emitió a las 22.00; el Murcia-Zaragoza, en diferido, a medianoche y el Valencia-Villarreal de ayer a las 21.00, coincidiendo con el Espanyol-Valladolid de Canal Plus. El Real Madrid-Atlético y el resto de la programación de pago por visión de Digital + y los demás operadores de cable se ofreció con total normalidad. AVS ha anunciado que ampliará la demanda que le enfrenta en los tribunales a Mediapro por ceder derechos que no tiene.

"Se trata de un acto de piratería" declaró Ignacio Campo, director general de Compras y Gestión de Derechos de Sogecable -máximo accionista de AVS y empresa participada por PRISA, el grupo editor de EL PAÍS-. "Han emitido los partidos sabiendo que no son los dueños de sus derechos", aseguró el directivo.

El conflicto parte de un incumplimiento del contrato por parte de Mediapro. Esta productora y AVS firmaron un acuerdo el 24 de julio de 2006 para la explotación de los derechos audiovisuales de Liga y Copa en todos los sistemas: televisión en abierto, de pago y pago por visión. AVS se obligaba a ceder a Mediapro un partido en abierto cada jornada. A cambio, Mediapro se comprometía al pago de 150 millones de euros durante la temporada 2006-07, cantidad ajustable para las temporadas sucesivas. Mediapro adeuda a AVS 58 millones, correspondientes a esa temporada y a la presente, además de otros incumplimientos, como la negociación de los derechos con los clubes a sus espaldas. Por eso AVS la llevó a los tribunales y decidió el pasado martes cortarle la señal de producción de los partidos hasta que cumpla sus obligaciones.

Mediapro, ante esta decisión de AVS, se puso en contacto con al menos cinco clubes, equipos de los que la productora catalana dice poseer los derechos audiovisuales -Murcia, Sevilla, Valencia, Athletic y Racing- para que le permitieran la entrada de sus cámaras con el fin de tomar imágenes de los encuentros. Esta actuación siguió al cambio de horarios de los encuentros Murcia-Zaragoza (del domingo a las siete de la tarde al sábado a las diez de la noche) y del Valencia-Villarreal (de las siete a las nueve de ayer), que llevaron a cabo los clubes a petición de Mediapro. La Liga Profesional de Fútbol dio el visto bueno al cambio de horarios. AVS se dirigió a este organismo para recordarle que no tiene ninguna potestad para ello.

Campo también señaló que todos los derechos de los clubes han sido cedidos a AVS. En este sentido, aseguró que la actuación de Mediapro de entrar a los estadios y producir la señal supone "piratear" el partido, porque no tiene los derechos para hacerlo. Campo indicó que AVS garantizó la señal a las cadenas que la recibían de Mediapro para su emisión en abierto (La Sexta y las autonómicas catalana, gallega, valenciana y aragonesa). Pero la Sexta declinó la oferta de AVS para recibir la señal del partido Sevilla-Getafe y lo retransmitió a través de Mediapro.

Además, dio en diferido el Murcia-Zaragoza del sábado y en directo el Valencia-Villarreal de ayer, en un acto de contraprogramación del Espanyol-Valladolid de Canal Plus. La estrategia de la productora catalana de boicotear las retransmisiones de AVS está fuera de la legalidad, ya que todos los derechos que pudiera tener Mediapro fueron cedidos expresamente a AVS en el acuerdo que firmó el 24 de julio de 2006.

Una unidad móvil de Mediapro el sábado en el estadio del Sevilla.
Una unidad móvil de Mediapro el sábado en el estadio del Sevilla.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 26 de agosto de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50