Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tórridas pasiones en horario infantil

Antena 3 da un vuelco completo a su franja vespertina cuando apenas faltan dos semanas para que finalice agosto y se abra paso oficialmente la nueva temporada televisiva, que según los expertos se avecina más competitiva que en otras ocasiones. La cadena privada abrirá boca con el estreno de dos telenovelas diarias y la desaparición del magacín En antena, con Jaime Cantizano al frente.

Y si una de las novedades, CLA. No somos ángeles, tiene marchamo nacional, la segunda, Madre Luna (16.30), es una coproducción de RTI Colombia, Caracol Televisión y Telemundo. Protagonizada por Amparo Grisales, la actual diva de las telenovelas colombianas, Gabriel Porras y Michel Brown, se trata de un culebrón en toda regla donde un padre y un hijo luchan por el amor de la misma mujer. En definitiva, un triángulo amoroso con tórridos arrebatos en un horario de máxima protección infantil (de 8.00 a 9.00 y de 17.00 a 20.00, de lunes a viernes).

Julio Jiménez, el creador de Madre Luna, es también el responsable de Pasión de gavilanes, culebrón con el que Antena 3 revalidó hace dos años el éxito obtenido con otra producción colombiana, Yo soy Betty, la fea. La nueva producción relata la historia de Alejandra Aguirre, una mujer hermosa e indomable, cuya sensualidad y fortaleza provocan fuertes deseos y grandes intrigas.

Durante años, Alejandra se ha dedicado a sacar adelante a sus dos hijos. Ahora, el destino le guarda una jugada que cambiará su vida: el gran amor de su pasado, Leonardo Cisneros, regresa inesperadamente junto a su hijo Ángel. Sin sospechar lo que hubo entre su padre y Alejandra, Ángel pondrá sus ojos en ella, causando un sinfín de pasiones prohibidas y poniendo en peligro el secreto que tan celosamente ella ha guardado todo este tiempo.

Grabada en "espectaculares escenarios naturales", según Antena 3, Madre Luna pretende transportar a los espectadores al mundo del cultivo del arroz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de agosto de 2007