Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:BOLSAS

Riesgos persistentes

Los mercados de valores tienen problemas para recuperar la tranquilidad, al tiempo que los mercados monetarios han visto sensiblemente reducidas las presiones de los últimos días.

En esta última sesión, la Reserva Federal de Estados Unidos no inyectó más liquidez al sistema, mientras que el BCE tan sólo subastó 7.700 millones de euros, lo que es un evidente signo de vuelta a la normalidad, aunque este término ha adquirido una nueva dimensión tras afirmar el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, que en los mercados se ha producido un significativo aumento en la valoración de los riesgos que, en algunos aspectos, puede interpretarse como una "normalización" de la evaluación de los riesgos.

Los inversores han tomado nota de estas declaraciones y han mantenido sus inversiones bajo fuerte vigilancia, razón por la cual las malas noticias han tenido tanto impacto en la segunda parte de la jornada.

El Ibex 35 terminó cediendo el 1,21% y en 14.553,10 puntos, después de conseguir superar los recortes poco antes de la apertura de la Bolsa de Nueva York. Los inversores estadounidenses celebraron en los primeros momentos de la sesión el descenso en el déficit comercial de junio, pero poco después dos grandes cadenas de distribución, Home Depot y Wal-Mart, anunciaban la revisión a la baja de sus previsiones de beneficios para este ejercicio a la luz de los datos del segundo trimestre.

A partir de ese momento, lo único que parecía importar era estar fuera del mercado, lo que provocó un giro radical en todos los índices y una vuelta a la improvisación y la volatilidad de las sesiones anteriores.

La contratación en el Mercado Continuo apenas muestra las señales de ese movimiento de ida y vuelta, y el total negociado se mantuvo casi en el mismo nivel que el día anterior, con un ligero descenso en las operaciones del "mercado abierto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de agosto de 2007