Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Del Olmo ordena a la Ertzaintza que impida el homenaje al etarra Pelopintxo

El magistrado dice que el acto se inscribe en una "estrategia simbólica" relacionada con ETA

El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo ordenó ayer a la Ertzaintza que adopte las medidas necesarias para prevenir y perseguir los delitos que puedan cometerse en el homenaje al dirigente etarra fallecido Sabino Euba, Pelopintxo. El juez aprecia que la convocatoria puede encuadrarse dentro de una "estrategia simbólica" relacionada con la organización terrorista ETA, de lo que infiere que se puede producir un "enaltecimiento" del terrorismo. La Consejería de Interior del Gobierno vasco aseguró que la Ertzaintza "acatará y hará cumplir" la resolución.

Aunque el auto está redactado con la habitual ambigüedad de que hace gala el juez Del Olmo en muchas de sus resoluciones, del mismo cabe deducir, en línea con lo solicitado por el Ministerio Fiscal, que la Ertzaintza debe impedir el homenaje al etarra, ya que el acto en sí ya sería un delito tipificado en el artículo 578 del Código Penal.

Del Olmo estima que los informes presentados por la policía y la Guardia Civil sitúan los actos "de reconocimiento y homenaje" realizados con motivo del fallecimiento de Pelopintxo "en el marco de una estética y simbología relacionada con la organización terrorista ETA". Por eso, el acto convocado para hoy en Amorebieta cabe encuadrarlo "racional y razonablemente en esa misma estrategia".

La resolución recuerda que es a la autoridad gubernativa a la que corresponde "suspender" y en su caso "disolver" las manifestaciones ilícitas, y que el juzgado no puede dictaminar sobre legalidad o adecuación administrativa.

"Pero también es cierto", prosigue Del Olmo, "que, como señala el Ministerio Fiscal, el artículo 578 del Código Penal tipifica la actividad de enaltecimiento de los delitos de terrorismo y de quienes hayan participado en su ejecución". Por tanto, ordena a la Ertzaintza que adopte "las medias necesarias para prevenir el delito".

Entre los primeros en pronunciarse, el presidente del Consejo del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Francisco Hernando, dijo en los cursos de verano de la Universidad Complutense en El Escorial (Madrid) que la prohibición le parecía "acertada". "No comento las decisiones judiciales, pero en este caso me parece acertada, en la medida en que todo lo que sea dar propaganda y cancha política y mediática a los terroristas hay que cortarlo".

El portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, afirmó que la decisión demuestra que las instituciones luchan implacablemente contra el terrorismo. Por el PP, el ex ministro Miguel Arias Cañete dijo que era una "buena noticia" y que el Gobierno vasco tiene la obligación de acatar la resolución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de agosto de 2007