Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ÓPERA

"España es mi país preferido"

Antonio Florio abre la Quincena Musical Donostiarra

Con Antonio Florio se puede hablar de utopías. Creador y director musical de la Capella della Pietà de Turchini, lleva ya 20 años dedicado en cuerpo y alma al estudio y difusión de la ópera napolitana de los siglos XVII y XVIII. Con un equilibrio ejemplar entre musicología y teatro, Florio y su grupo han realizado un trabajo insólito de recuperación de obras de Provenzale, Leo, Vinci, Cavalli, Paisiello y otros músicos ligados de una u otra forma a Nápoles. Esta tarde, Florio y la Capella de Turchini inauguran la 68º edición de la Quincena Musical de San Sebastián, con la primera escenificación en tiempos modernos, a 304 años del estreno en el teatro San Bartolomeo de Nápoles, de Ottavia restituita al trono, primera ópera del napolitano Domenico Scarlatti, del que se cumple en 2007 el 250º aniversario de su fallecimiento en Madrid.

"Quiero continuar en el futuro la misma línea de independencia y seguir investigando las raíces italianas de Mozart"

Pregunta. ¿Veinte años es un periodo suficiente para un trabajo como el de la Capella de Turchini? ¿Cuál sería su balance?

Respuesta. Hemos sobrevivido, lo cual no es poco. En un proyecto como el nuestro no basta con la calidad artística o el rigor conceptual. Hay que tener un poco de fortuna. Sobre todo si no haces concesiones al espíritu de partida y no das codazos para mantenerte en una posición privilegiada. Me siento orgulloso de la relación de equipo que durante estos años hemos mantenido con los cantantes e instrumentistas y con el compromiso que unos y otros han establecido con el Centro de Estudios de Música Antigua, ligado de una forma sustancial a nuestra filosofía de funcionamiento. Quedan de este periodo las recuperaciones de óperas sacadas del olvido, los espectáculos, las grabaciones, los congresos musicológicos o las giras por todo el mundo, desde Japón y China a Hispanoamérica y Estados Unidos, sin olvidar a Europa, dando a conocer la riqueza de la música napolitana en sus momentos de máximo esplendor.

P. Para el futuro próximo, ¿cuáles son sus prioridades?

R. Continuar en la misma línea de independencia. Vamos a profundizar en la investigación de las raíces italianas de Mozart, con la escuela napolitana como base, y también en los autores napolitanos que han trabajado en España. De momento, celebramos los 20 años de existencia con dos espectáculos, esta Ottavia restituita, de Domenico Scarlatti, y después la ópera Alidoro, de Leonardo Leo, en Reggio Emilia y el teatro Mercadante de Nápoles. Espero seguir con la Capella de Turchini otra década. Después de 30 años ya será hora de un relevo.

P. Domenico Scarlatti está a medio camino entre Nápoles y España.

R. Mire, un capítulo que me parece muy importante de la recuperación de esta Ottavia es que se trata de un encargo de una institución española, la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales. No debemos olvidar el largo periodo histórico en el que Nápoles ha sido una provincia española, con una sensibilidad muy cercana entre ambas partes. ¿Sabe usted que hemos grabado un disco, Madrid-Nápoles, con cantatas de Leonardo Vinci? Pero a lo que íbamos. Domenico era un músico de raíces napolitanas. Su padre Alessandro, sin embargo, era de escuela romana. En la reconstrucción de los recitativos de Ottavia restituitahe he tratado de conservar con fidelidad el espíritu de los años cercanos a la fecha de composición. De la ópera se conservaban 34 arias en la Biblioteca del Conservatorio de Nápoles. Para la restauración de las partes cómicas y el coro final hemos contado con la inestimable ayuda de Alessandro Ciccolini, de la orquesta de la Capella.

P. Parece Ottavia una segunda parte de la Poppea de Monteverdi.

R. Fíjese, qué curioso, 60 años después de la ópera monteverdiana, de la que existe un manuscrito en Nápoles además del de Venecia. Son los mismos personajes fundamentales y constituye una especie de enmienda al primer argumento, como el segundo capítulo de una serie, pero también con un segundo falseamiento de la historia.

P. O mucho me equivoco, o usted se encuentra a gusto en España.

R. Aunque el país en el que más trabajamos es Francia, España es mi preferido. Hacía dos años y medio que no venía, y lo echaba de menos. No se lo creerá, pero hasta tengo un director musical asistente, Carlos Aragón, que es español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de agosto de 2007