La lucha contra el terrorismo

La banda amenaza a empresarios con tomar "medidas" si no pagan

ETA eleva sus peticiones de chantaje por carta a 400.000 euros

La banda terrorista ETA ha remitido recientemente a empresarios y profesionales vascos y navarros nuevas cartas de extorsión en las que endurece sus exigencias y amenaza a los destinatarios con tomar "medidas" contra ellos y sus bienes si no acceden al chantaje mafioso. En estas misivas, la banda aumenta de forma notable las cantidades que reclama con respecto a cartas anteriores y llega a solicitar una "ayuda económica" de hasta 400.000 euros, bastante más que en las últimas ocasiones.

Las cartas, cuya existencia adelantó ayer la agencia Efe y confirmaron representantes empresariales de las dos comunidades, están redactadas en euskera y en castellano y fueron remitidas en la segunda quincena del pasado mes de julio.

Más información

Las misivas comienzan en euskera. La banda comunica al destinatario que se pone en contacto con él "teniendo en cuenta su capacidad económica". Tras sostener que "ETA siempre ha tenido que hacer frente a multitud de necesidades económicas" en su lucha, indica: "Mientras dure el conflicto (...) y mientras se obligue a los ciudadanos vascos a dar dinero para pagar infraestructuras políticas y militares extranjeras, habrá que hacer un gran esfuerzo económico".

Billetes de 20, 50 y 100

ETA se dirige a continuación por su nombre al destinatario para pedirle hasta 400.000 euros como "ayuda económica a favor de Euskal Herria", que deberá entregar "de forma discreta" en "los círculos habituales de la izquierda abertzale" en billetes de 20, 50 y 100 euros.

La carta concluye advirtiendo al chantajeado de que, "si no contesta", daría "vía libre a Euskadi Ta Askatasuna para decidir acciones en contra de sus bienes y/o de su persona". Tras el texto en euskera figura un resumen del mismo en castellano.

Desde que la banda rompió oficialmente su tregua el pasado 6 de junio, el envío de cartas de extorsión a empresarios y profesionales ha sido continuo, como destacaba a mediados de julio el presidente de la patronal vasca Confebask, Miguel Lazpiur, cuando trascendieron otras misivas, y como ayer reiteró su homólogo navarro, José Manuel Ayesa.

En estos dos meses, la banda ha ido endureciendo el tono de sus amenazas con respecto a las cartas que no dejó de enviar cuando estaba en tregua, en las que se limitaba a solicitar una "contribución" a la "construcción nacional". Las cantidades que exige también han ido creciendo, pasando por los 150.000, 180.000, 200.000, 300.000 y, ahora, 400.000 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 05 de agosto de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50