Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:EN POCAS PALABRAS

"La televisión hay que dosificarla"

Fran Perea desata como actor la pasión de Ana Belén en la obra 'Fedra' y prepara como cantante los temas de su nuevo disco

Hay que tener la cabeza muy fría para abandonar un papel protagonista en una serie televisiva de éxito. Fran Perea (Málaga, 1978) lo hizo para escapar del huracán mediático en que se había convertido su vida y dedicarse a otros proyectos. Desde que se despidiera de Los Serrano, Perea ha rodado un par de películas (El camino de los ingleses, de Antonio Banderas, y Las trece rosas, de Emilio Martínez Lázaro, pendiente de estreno), ha compuesto canciones para su nuevo disco y ha regresado al teatro para desatar la pasión de Ana Belén en Fedra. Tras su estreno en Mérida, la obra de Juan Mayorga dirigida por José Carlos Plaza recala desde hoy hasta el domingo en el Festival Grec de Barcelona.

Pregunta. Con la perspectiva del tiempo, ¿se arrepiente de haber dejado la serie?

Respuesta. No. Fue algo muy bonito y me ha dado muchas cosas buenas, me ha curtido mucho. Pero hay que saber ver cuándo se debe parar porque de lo contrario no aguantas. Yo rocé el límite.

P. ¿Qué le motivó a embarcarse en esta Fedra?

R. Todo. Tenía muchas ganas de volver a hacer teatro. El productor de la obra, Jesús Cimarro, es un referente. José Carlos Plaza, un grandísimo director de actores. Y luego, por supuesto, estaba el reparto: Ana, Alicia Hermida... No podía rechazarlo ni loco.

P. ¿Qué dificultades entraña interpretar a Hipólito?

R. Es un personaje complicado porque vive un conflicto enorme. A causa de su pasado, ha bloqueado todas sus emociones. Cuando empieza a sentir algo por Fedra se desmorona su vida. Ha sido un proceso difícil pero no siempre te ofrecen un personaje como éste.

P. Llevaba tres años sin hacer teatro. ¿Estaba desentrenado?

R. No. Los primeros días estaba un poco raro, pero estudié arte dramático en Málaga y soy actor por el teatro. Me gusta el escenario, y además me siento fuerte en él, más que en televisión.

P. ¿Cuáles son sus proyectos?

R. En septiembre y octubre presentaremos la obra en el teatro Bellas Artes de Madrid, y también aprovecharé para grabar el nuevo disco. Llevo componiendo un año, en los huecos libres. No tengo prisa, pero creo que en septiembre u octubre ya habrá material para grabar y ver por dónde van los tiros.

P. ¿Y por dónde irán?

R. Es algo distinto a lo que he hecho hasta ahora. Estuve haciendo la banda sonora de una serie que era una comedia en prime time, con personajes románticos. Ahora hablará Fran, será algo totalmente mío.

P. ¿Qué le inspira?

R. Las experiencias vividas. Con la música tienes la oportunidad de contar cosas muy cotidianas, y por ahí me muevo.

P. ¿Hay algún proyecto televisivo?

R. No. La televisión hay que dosificarla. Es muy exigente laboralmente, porque los costes de producción ahora son menores y se tira del factor humano para levantar los proyectos. Y si funcionan, la presión mediática es muy fuerte. Tengo una propuesta de cine, pero está por confirmar.

P. ¿Cómo se ve Fran Perea a largo plazo?

R. Creo que la meta de cualquier actor es poder contar cosas cada vez más próximas, con las que te impliques. Pero esto es una carrera de fondo. Ya veremos. De momento me siento afortunado con poder seguir trabajando.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de agosto de 2007