Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez interviene Anesvad para que no siga desviando fondos

Designa tres administradores judiciales que sustituyen al patronato

El juzgado de Bilbao que investiga la presunta apropiación de fondos en Anesvad -la undécima ONG en España por dinero gestionado- ha decretado que la entidad pase a ser gestionada por tres administradores bajo control judicial. Cuatro meses y medio después de la detención del ex presidente Luis Gamarra, que sigue en prisión provisional, la juez ha quitado las competencias de dirección de la ONG a su patronato, formado por familiares de Gamarra, por el riesgo de que "se sigan desviando fondos".

"Existe el peligro de que los miembros del Patronato sigan actuando según las instrucciones del imputado", agrega la juez Belén Mendoza en la resolución dictada el día 19, atendiendo una petición de la Fiscalía. En ese órgano de gobierno de las fundaciones, el actual presidente es un cuñado de Gamarra, otros cuatro miembros son familiares y el sexto, una amiga íntima. La juez sostiene que estos lazos pueden obstaculizar el conocimiento de datos que impliquen al imputado, que dejó de ser presidente en mayo.

Anesvad fue fundada en 1968 por Gamarra, quien situó la entidad entre las más importantes de España, con 160.000 socios y 35 millones de euros de presupuesto en 2005. Pero a costa de una gestión personalista, falta de rigor y transparencia -fue expulsada por ello de los controles de la Fundación Lealtad- y con campañas de comunicación muy agresivas cuestionadas por las demás ONG. En los últimos años, una veintena de empleados ha abandonado la entidad.

En septiembre de 2005 se descubrió que dos directivos se apropiaron de un millón de euros y empezó a actuar la justicia, que el pasado marzo envió a prisión a José Luis Gamarra por una presunta apropiación de fondos cifrada en tres millones de euros.

El episodio de los dos directivos es citado en la resolución de la juez, que reprocha al patronato que no iniciase un procedimiento penal contra ellos. El ex presidente aceptó, además, que la salida de ambos de la entidad fuera bajo la fórmula de un despido improcedente y, además de la indemnización, les pagó una compensación total de 312.804 euros. "Tales operaciones se realizan con el conocimiento y aprobación del patronato", con lo que "incumplieron claramente sus obligaciones", señala la juez. Los directivos tampoco se opusieron a que "un porcentaje muy importante" del dinero recibido por Anesvad se haya invertido en fondos y sociedades de acciones. Tan sólo en una sociedad de inversión variable (Sicav) y en un fondo hay casi 5,5 millones.

La intervención judicial se produce cuando los trabajadores de Anesvad que han asumido la gestión de la ONG han cambiado sus estatutos -el pasado día 23- y habían anunciado la renovación completa del patronato, con la salida de los familiares de Gamarra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de julio de 2007