Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:AIRE LIBRE

A lomos de la tortuga veloz

Dos nuevas atracciones, desfiles y musicales en el 15º aniversario de Disneyland París

Disney celebra los 15 años y 175 millones de visitantes de su complejo parisiense. Y de entre las muchas novedades que acompañan al festejo, destaca la llegada de nuevos personajes creados por Pixar -el estudio de animación adquirido el año pasado- en forma de dos nuevas atracciones de los Walt Disney Studios.

Crush's Coaster, basada en Buscando a Nemo, es la más espectacular de las dos. Esta endiablada montaña rusa que recorre la Gran Barrera de Coral australiana puede competir en sensaciones fuertes con atracciones como Space Mountain, Indiana Jones y el Templo Maldito o Big Thunder Mountain. El viaje, que se realiza sobre el caparazón de una tortuga (Crush, la amiga de Nemo), empieza tranquilamente, en los hermosos arrecifes, pero cambia de golpe cuando se penetra en las profundidades del mar, poblado de tiburones o medusas. Comienza entonces un festival de acelerones enloquecidos, giros y piruetas. La atracción -para la cual hace falta tener el corazón bien atado y el estómago no muy lleno- cuenta con lo último en ingeniería: los caparazones varían giros y velocidad en función del peso de sus cuatro pasajeros y de la distribución del mismo.

Cars Race Rally, el otro estreno de la temporada, es una atracción menos movida. Concebida a partir de la película Cars (uno puede subirse en varios de los personajes), es una suerte de carrusel de coches que dan vueltas sobre sí mismos (una variación de las tazas de Alicia en el País de las Maravillas del parque Disneyland), dando la impresión de que van a colisionar entre ellos. Algo así como los coches de choque, pero sin riesgo.

Los 15 años de Disneyland París y la temporada de verano traen también nuevas animaciones, como la cabalgata Once upon a dream, compuesta por ocho carrozas que evocan las películas más famosas de Disney; el desfile nocturno Fantillusion, o Wishes (ambos hasta agosto), espectáculo que cada noche mezcla proyecciones y fuegos artificiales sobre el Castillo de la Bella Durmiente.

Por otra parte, el nuevo tren Disney Character's Express deposita varias veces al día en el corazón de los parques a las estrellas de la casa (Minnie, Mickey, Goofy, Donald) dando más oportunidades a los niños de encontrarlos.

Los espectáculos musicales tampoco faltan este verano. Se podrá ver el impresionante ballet aéreo de Tarzán (hasta el 26 de agosto), el musical La leyenda del Rey León (hasta el 4 de noviembre), así como los mejores números de High school musical, la serie musical de Disney Channel (hasta finales de agosto).

Aún habrá más novedades después de las celebraciones del 15º aniversario, a finales de marzo de 2008, al inaugurarse la muy esperada Torre del Terror. Aquí, los visitantes quedarán encerrados en el ascensor de un hotel abandonado de los años treinta y experimentarán una súbita caída de 13 pisos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de julio de 2007