Reportaje:GENTE

Regalos para Camila

Aunque el 60 cumpleaños de la duquesa de Cornualles fue el pasado martes, su marido, el príncipe Carlos de Inglaterra, le preparó una despampanante fiesta de etiqueta el sábado por la noche a la que asistieron los más allegados de la pareja. En total, unos 200 invitados acudieron a Highgrove House, la residencia campestre del hijo de Isabel II, en Gloucestershire, que sirvió de escenario para conmemorar la ocasión.

La anfitriona de la fiesta había pedido que no le regalaran nada y que, en lugar de esto, hicieran donaciones a la Sociedad Nacional de Osteoporosis, organización benéfica que ella preside.

Pero Carlos no aceptó las normas y obsequió a Camila una pareja de carnero y oveja, dos salvajes regalos que la duquesa recibió con mucha alegría, ya que es una amante de los animales. El heredero británico se gastó 446 euros en cada uno de los rumiantes.

Aparte de estos presentes andantes, el príncipe de Gales regaló a su esposa un impresionante collar diseñado por Harry Collins, el joyero de la casa real inglesa.

Carlos de Inglaterra y Camila, el pasado sábado.
Carlos de Inglaterra y Camila, el pasado sábado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS