Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:DIDI SENFFT | 'Demonio' | TOUR 2007

"El disfraz forma parte de mi personalidad"

Plateau-de-Beille

Aparece el infierno de los Alpes y lo hace también Didi Senfft. Llegan los Pirineos y vuelve a verse en lo más alto la figura del aficionado más famoso del Tour. Si hay rampas infernales, hay diablo. Didi Senfft nació en Storkow, cerca de Berlín Oriental, y se ha convertido en parte del paisaje de la carrera francesa. No da razón de su edad, porque asegura es un demonio.

Pregunta. ¿Qué lleva en la maleta?

Respuesta. Un saco de dormir.

P. ¿El demonio del Tour cree en Dios?

R. No. Creo en muchas cosas, pero en Dios no.

P. ¿El doping es un invento del diablo?

R. Yo no hablo de ese tema.

P. ¿Los ciclistas son diabólicos?

R. No, los hay buenos y malos.

P. En este Tour, ¿hay infierno?

R. Sí. Se llama Plateau-de-Beille. ¡Argh! ¡Argh, el Plateau! ¡Plateau-de-Beille, Plateau-de-Beille! ¡Arhg!

P. ¿Lo suyo es un disfraz o es usted malo como un demonio?

R. Es disfraz, pero al mismo tiempo forma parte de mi personalidad.

P. ¿Está usted en el Tour de vacaciones o trabajando?

R. Ahora de vacaciones. Pero hubo unos años en que fue un trabajo. Me abandonó el patrocinador por todo el tema del dopaje. Ahora busco uno nuevo para las próximas ediciones.

P. ¿Tiene diablillos?

R. Dos nietos, el mayor ya se ha disfrazado alguna vez.

P. Lance Armstrong ganó siete Tours. ¿Era un corredor diabólico?

R. No, diabólico no, era... un gran corredor.

P. ¿Quién es el ciclista más malo que la quina para usted en el pelotón?

R. Mi favorito siempre fue y será Pantani.

P. ¿En qué puerto pegaron a Merckx?

R. No lo sé. Vivía en la Alemania comunista.

P. ¿El comunismo era un infierno?

R. No, no lo era. Tenía cosas buenas y malas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de julio de 2007