Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llamazares desautoriza el intento de sustituir a Glòria Marcos

El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, desautorizó "de forma rotunda cualquier intento de sustitución de la portavoz del grupo parlamentario del Compromís en las Cortes Valencianas" y coordinadora de EUPV, Glòria Marcos, ante la decisión de los representantes del Bloc y las dos diputadas de Esquerra i País (EiP) de sustituir a la síndica de la coalición en las Corts. Según informó en un comunicado EUPV, miembros de la dirección federal de IU acudirán el sábado al Consell Nacional de la formación para "respaldar" a su dirección ante la crisis generada en el grupo parlamentario de Compromís. También asistirán representantes de las federaciones de IU de Madrid, Andalucía, Aragón y Murcia, así como de EUiA de Cataluña.

En la reunión se tratará monográficamente la reprobación política de la actuación de las diputadas de EiP Mónica Oltra y Mireia Moll, a las cuales se ha abierto un expediente sancionador por falta muy grave. El Consell Nacional, como máximo órgano de dirección de EUPV, debatirá y votará una resolución que insta a las dos diputadas "a la retirada de su firma del escrito que planteaba la remoción o expulsión de Glòria Marcos, exigiendo en caso contrario su dimisión y la renuncia al acta de diputadas". Asimismo, el Consell Nacional emplazará al Bloc a "rectificar las actuaciones realizadas y a reintegrarse en el Compromís con el cumplimiento de su protocolo y de las decisiones de su Comisión Política".

Diputado en peligro

La llamada al orden de Gaspar Llamazares, junto con el anuncio de la presencia en el Consell Nacional de representantes del resto de federaciones denota la preocupación existente en la coalición ante un posible descalabro en las posibles elecciones generales de 2008. Un mal resultado en esos futuros comicios podría dejar a Izquierda Unida sin diputados en la Comunidad Valenciana. Ahora mantiene a Isaura Navarro como única representante salida de las anteriores elecciones.

A la amenaza de un batacazo en las próximas elecciones, se unen las dificultades financieras que atraviesa Esquerra Unida. La posible expulsión de Marcos y de los dos diputados autonómicos de Compromís pel País Valencià que mantienen su apoyo, dejaría a Esquerra Unida sin parte de su principal fuente de ingresos. El grupo fiel a la portavoz del actual grupo parlamentario dejaría de recibir los fondos correspondientes como grupo al pasar a la bancada de los diputados no adscritos. El nuevo Reglamento de las Cortes Valencianas establece que los parlamentarios expulsados dejan de recibir los fondos que la Cámara concede a los grupos parlamentarios, aunque mantienen su sueldo.

El fracaso de EU en las pasadas elecciones municipales, donde perdieron un número elevado de concejales, dejó al partido en una situación financiera crítica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de julio de 2007