Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El socio 'culé' 115.088

El Madrid tiene por fin entrenador, pero si eso por una parte tranquiliza a la directiva, por otra inquieta a la afición. Y es que Schuster es socio del Barcelona y, según dijo ayer, no tiene ninguna intención de quemar su carné de culé número 115.088. "Son cosas del pasado y yo ahora estoy mirando hacia adelante", admitió.

Pero el pasado al que se refiere Schuster no es muy pasado. Su vinculación con los azulgrana fue sellada en febrero de 2004. Con Joan Laporta como presidente, Schuster -por entonces técnico del Shakhtar Donetsk- no tuvo ningún inconveniente en fotografiarse en las oficinas del Camp Nou con su nuevo carné. Se lo entregó Txiki Begiristáin. "Hace años que iba a sacármelo... quiero ser parte de la familia del Barça", dijo en aquella ocasión. Schuster, que confesó ayer que le hubiera gustado jugar "algún año más en el Madrid" (estuvo entre 1988 y 1990), vistió también las camisetas del Barça (1980-88) y del Atlético (1990-93).

Los aficionados blancos todavía recuerdan los seis cortes de manga que el alemán dedicó al Madrid en Zaragoza en 1983. Fue su reacción al gol de Marcos en el minuto 91. Él dice que cuando los ve le entra la risa porque no se explica cómo pudo hacerlos tan rápidos.

El alemán reiteró que sólo piensa en el futuro. En sus planes, aseguró, entrará el capitán, Raúl. "Siempre lo ha dado todo y en mi esquema será un hombre clave. Tiene que echarme un cable con el vestuario", destacó. También habló de Kaká -"es un sueño que no sé si puede ser realidad"- y de Cesc. "Es uno de los pocos que en esa posición puede llevar un equipo a sus espaldas", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de julio de 2007