Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Automovilismo | Gran Premio de Gran Bretaña

"Desde Canadá, soy más veloz que Lewis"

Alonso advierte de que estar por delante del británico no cambiará la dinámica del equipo

Ni siquiera la euforia de haber concluido el segundo, por delante de su compañero de equipo, Lewis Hamilton, ante sus seguidores, fue suficiente para que Fernando Alonso no se mostrara contundente respecto a lo que él cree que está ocurriendo en el seno de McLaren Mercedes. Ferrari les había ganado. Pero tener a dos pilotos en el podio parecía un motivo suficiente para la alegría en el box de la escudería británica. Y, en cambio, no era así.

Por eso no extrañó a nadie que Alonso respondiera con un "¡no!" sin paliativos cuando alguien le preguntó si el resultado de la carrera de ayer iba a cambiar la dinámica interna del equipo. Y tampoco sorprendió su última respuesta a la pregunta de si se sentía arropado por su escudería. "¿Arropado?", dijo con una sonrisa sarcástica; "tengo una chaqueta, una cazadora, tengo de todo; estoy muy arropado". Alonso se siente incómodo incluso en la victoria: "Yo intento llegar el jueves, hacer mi trabajo, preparar bien el coche el viernes, luchar por la pole el sábado y hacer la mejor carrera posible el domingo. Es difícil recortar puntos porque vas de dos en dos o de uno en uno mientras no haya alguna avería. Ésta sería mi única oportunidad. Y en esto estoy concentrado. Lo que haga o no el equipo será aplicar sus prioridades".

Hamilton: "Este fin de semana me equivoqué con la configuración del coche" "Me decanté por una diferente a la de Fernando y creo que me ha causado problemas"

Alonso: "¿Arropado? Tengo una chaqueta, una cazadora, tengo de todo; estoy muy arropado" "Es difícil recortar puntos si no hay una avería. Sería mi única ocasión. Y en eso estoy concentrado"

Alonso está convencido de que no entra en estas prioridades. Cuando se enteró de las declaraciones que acababa de realizar Martin Witmarsh, director general del equipo, en el sentido de que el sábado era más rápido porque iba con menos gasolina, Alonso se limitó a contestar: "Correcto". Pero luego agregó sin paliativos que la cronometrada del sábado había sido "un poco ficticia, un poco para la galería". Y explicó que, cuando hizo la pole, Hamilton llevaba cuatro kilos menos que él de gasolina: "Todo el mundo saltó y lo celebró [en el equipo y en la grada], pero ahora su decepción será aún más importante". Hamilton le dio la razón ayer: "Este fin de semana me equivoqué con la configuración del coche. Me decanté por una diferente a la de Fernando y creo que me ha causado problemas durante la carrera".

El ataque de Alonso volvió a ser frontal contra Hamilton porque el español considera que hace ya varias carreras que está siendo más rápido, pero que no consigue trasladar esto a los resultados. "Desde Canadá, soy más veloz. Pero hasta aquí, una carrera normal, no he conseguido restarle puntos y dejarle 30 segundos por detrás. La dinámica debe ser ésta.Ahora vienen circuitos que nos son favorables como Alemania y Hungría y el objetivo es acabar por delante de Hamilton y restarle puntos. Sin olvidar a los Ferrari, que hoy han vuelto a estar un poco por encima de nosotros. Si Massa no hubiera tenido el problema inicial, también habría acabado por delante de Hamilton".

Para Alonso, la única posibilidad de superar a los Ferrari era salir en la pole y marcarles constantemente. "Frenarles", señaló; "y luego copiarles la táctica. Si ellos repostaban en la 20ª vuelta, nosotros una más tarde, y si en la 40ª, hacerlo en la 41ª. Pero ahora es fácil decirlo". El español salió por delante de Raikkonen en el primer repostaje y creyó que podría ganar la carrera. "Tres curvas más adelante, me dijeron que habíamos cargado poca gasolina y que debía arañar diez segundos a Kimi en 20 vueltas. Entonces, vi que era imposible".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de julio de 2007