Crónica:YO, PERIODISTACrónica
i

El otro Yemen

Durante 2002 y 2003 decidí dejar mi trabajo en España e ir a dar clases de inglés a Yemen. No sabía qué esperar. Más aún siendo mujer. Me encontré en un país completamente fascinante, donde podía caminar sola y donde en cada lugar recibía la ayuda de sus habitantes.

Además no tenía que cubrir mi pelo, en cada calle encuentras a alguien que te dice "Bienvenido a mi país" y donde todo lo que había escuchado sobre esa parte del mundo se desvanecía ante una realidad muy diferente.

Vivía allí cuando el 11 de marzo sacudió España entera y yo perpleja lo contemplaba en la televisión. Al llegar al colegio ese día todos mis alumnos me dijeron lo mucho que lo sentían, me preguntaron si había familiares entre las víctimas, me arroparon, lloraron conmigo.

Más información

Ahora me encuentro en España y veo lo que ha sucedido en Yemen y sólo ruego que no se culpe a un pueblo honesto, amable, sincero, bondadoso... Un pueblo pobre que siempre brinda un plato y un lugar donde pasar la noche al viajero.

Por favor, no confundamos la barbarie de unas cuantas personas sin escrúpulos con un pueblo y un país encantador. Hoy he abierto mi correo electrónico y había mensajes de mis antiguos alumnos, con los que aún mantengo contacto, que me han expresado su pesar por lo sucedido. No es Yemen, no son yemeníes, es barbarie.

Un recinto arquitectónico en Yemen.
Un recinto arquitectónico en Yemen.C. T.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 04 de julio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50