Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESPECTÁCULOS

El III Reich visto por Céline

El Festival de Aviñón estrena mañana su 61 edición con tres espectáculos. El primero, Cruda.Vuelta y vuelta.Al punto.Chamuscada, es una obra de Rodrigo García ya estrenada en España, que desarrolla la idea de que "los humanos somos como zanahorias, sentadas unas junto a otras". El segundo es lo que se ha dado en llamar "un clásico moderno", los Paravents, de Jean Genet, puestos en escena por el artista invitado de esta edición, Fréderic Fisbach, que utiliza marionetas japonesas de un estilo próximo al bunraku. La tercera obra, la que más expectación ha generado, es una nueva producción, Norden, adaptación en alemán de la novela Nord, de Louis-Ferdinand Céline.

La transposición dramatúrgica y la dirección de la obra corren a cargo de Frank Castorf. "Lo que me interesa de la novela de Céline es que en ella describe el fin del III Reich alemán y lo cuenta desde la perspectiva de los que están abajo, de los que huyen, de los trabajadores forzados, de los soldados desorientados por la catástrofe, de los prisioneros de guerra", dice Castorf.

Céline, uno de los grandes escritores europeos del siglo XX, no era un tipo recomendable. Racista y paranoide, se inventa una escritura que es una muy imaginativa transcripción del continuo flujo verbal de un narrador que odia a todo el mundo, incluido él mismo. Esa actitud le lleva a adoptar el antisemitismo como explicación cómoda del disgusto que siente ante la humanidad. Su primera novela, Viaje al fin de la noche, es una obra maestra indiscutible. En Norden, él mismo, su esposa, el actor Le Vigan y el gato Bebert huyen de Baden-Baden al norte de Berlín, escapando de milagro a bombardeos y linchamientos. "Es un paisaje apocalíptico pero en Céline, detrás del horror, hay algo ferozmente cómico. Además, en la medida en que Céline era médico, ese algo tiene una especial crueldad científica en su mirada, como si practicase una autopsia en un cuerpo vivo. Todo eso es lo que hace el libro tan interesante", concluye Castorf.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de julio de 2007