Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La mayor acampada folk

Milladoiro, Flook, Kroke o Kepa Junquera, entre los alicientes del Festival de Ortigueira

"Un festival de una música más o menos minoritaria, en un sitio al que es difícil llegar, sigue siendo el festival con más público de España", resume Fran Rivera, director artístico del Festival de Ortigueira. Del 5 al 8 de julio, la población del mayor núcleo de la comarca del Ortegal, apenas 8.000 personas, podría multiplicarse por diez.

Algunos de esos excursionistas ya han fijado sus tiendas en el pinar de Morouzos, frente a la playa. Un lugar paradisíaco acondicionado como zona de acampada libre. Durante el festival, un servicio de transporte público gratuito cubrirá los tres kilómetros que separan el cámping del centro de Ortigueira. Además, 500 personas -entre Protección Civil, operarios de limpieza y policías locales- velarán por la seguridad de un festival que el año pasado generó 105 toneladas de basura. Para Pedro Piniés, presidente de la Asociación para el Desarrollo del Turismo en Ortegal, "Ortigueira vive del festival todo el año". "Es una fiesta gratuita de gente joven no muy pudiente, que come bocadillos y bebe cervezas". Aunque todavía hay demanda de habitaciones, "los que llaman se encuentran con que ya está todo copado".

MÁS INFORMACIÓN

"Quisimos hacer un estudio socioeconómico al respecto", señala Rivera. "Pero en todos los bares, restaurantes y súperes dicen 'no ganamos tanto, no ganamos tanto', como si fuéramos a crear un impuesto especial", ironiza. El antiguo Festival Internacional do Mundo Celta de Ortigueira nació en 1978, tras una visita de los miembros de la Escola de Gaitas a Lorient, la gran referencia europea de los festivales folk. Con 6.000 euros congregaron entonces a 10.000 personas. Tras superar algunos problemas de financiación y un parón de varios años, el presupuesto de esta 23ª edición supera los 670.000 euros. Caixa Galicia, Estrella Galicia, el consistorio que encabeza el popular Antonio Campo, la Diputación de A Coruña y el Xacobeo se cuentan entre los principales patrocinadores de un festival que ha trascendido la etiqueta de lo intercéltico.

"Este año hay una apuesta muy grande por los músicos gallegos", dice Rivera, que defiende desde la perspectiva institucional la necesidad de "construir una industria musical gallega". Los gallegos de este Ortigueira'07 son Milladoiro (que vuelven después de siete años con Unha estrela por guía, su homenaje a Manuel María), Mercedes Peón, Pepe Vaamonde Grupo, Zarambeques, Rosa Cedrón y los jóvenes gaiteiros Dani Bellón y Diego Maceiras, ganadores del Proxecto Runas en la edición de 2006, que se harán acompañar por el guitarrista Alex Blanco y el cantautor Xavier Díaz. El premio, que consagra a formaciones emergentes, les permitirá tocar el sábado en el escenario grande. En la inauguración tocarán los ganadores del Runas 07, que este año son cinco: Sete Saias, Bonovo, Crema de Gaita, los madrileños Balbarda y los andaluces La Jambre.

En el apartado internacional, los reclamos son Kroke (Polonia), Flook, iconos del folk europeo actual, que presentarán Haven, su tercer disco, los veteranos irlandeses Dervish o la nueva banda de Eric Rigler, Bad Haggis. Y un viejo conocido, Kepa Junquera, que vuelve con su trikitixa después de cinco años. Su nuevo disco, Hiri, es un paso más allá en su particular organización de las músicas de raíz, allí donde new wave, música hindú o percusión africana se reciclan al mismo nivel.

Quizá algunas de las quejas de ediciones pasadas motivan esta posible vuelta a los orígenes. "Quizá hubo propuestas de flamenco-fusión que no levantaron masas de pasión", reconoce Rivera. Este año no habrá carpa dance oficial. La música sonará en las tiendas, al lado de la playa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de julio de 2007