Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres jóvenes muertos y cinco heridos en una colisión frontal en Madrid

Villanueva del Pardillo

Tres jóvenes de 20, 21 y 22 años perdieron ayer la vida en la localidad de

Villanueva del Pardillo, a 26 kilómetros de Madrid, en un choque frontal entre dos vehículos. En cada coche viajaban cuatro personas: en total, seis chicos y dos chicas, de 16 y 17 años. Eran las 6.30 de la mañana y los muchachos regresaban de pasar una noche de diversión. Fallecieron en el acto David Losa e Iván Martín de las Heras, conductor y copiloto, respectivamente, de uno de los vehículos implicados, así como Eduardo Rojas, que viajaba en el asiento trasero del otro coche. Los otros cinco ocupantes resultaron heridos. Uno de ellos, Imanol Aguado, de 19 años, se encuentra en estado crítico.

Todas las víctimas eran vecinos del pueblo y amigos. Losa, uno de los fallecidos, era sobrino de Eduardo Fernández, concejal y portavoz del PSOE de la localidad. Paloma de la Cruz, herida leve, es hija de Gabriel de la Cruz, concejal del partido Centro Democrático Español (CDE).

Fuentes de la Policía Local de Villanueva del Pardillo explicaron ayer que ignoraban las causas del siniestro. "Se barajan varias hipótesis", dijeron. "Ha sido un choque frontal que puede deberse a una maniobra de adelantamiento indebido o una invasión del carril contrario por alguna otra causa. Hasta que la Guardia Civil no finalice la investigación no se podrá determinar de forma definitiva qué pasó", informaron las citadas fuentes.

El choque fue de tal magnitud que los jóvenes quedaron atrapados en el interior de los coches, de donde tuvieron que ser rescatados por los Bomberos de la Comunidad de Madrid. Varios helicópteros trasladaron a los heridos a diferentes centros hospitalarios de Madrid. Agentes de la Guardia Civil informaron de que, a juzgar por los indicios, los coches circulaban a mayor velocidad de la permitida.

Balance de siniestralidad

La zona del accidente es una recta que se encuentra a unos 100 metros de una gasolinera, después de un cambio de rasante. En este tramo la velocidad está limitada a un máximo de 90 kilómetros por hora. Los ocupantes de los asientos delanteros de ambos vehículos llevaban abrochados los cinturones de seguridad. Sin embargo, los de los asientos traseros iban sin ellos, según informa la Policía Local. De momento, se ignora si alguno de los conductores superaba la tasa de alcoholemia permitida. La investigación que se ha abierto determinará este extremo.

Por otra parte, un total de 19 personas perdieron la vida en las carreteras españolas desde el pasado viernes, inicio de la primera operación salida del verano, hasta las 20.00 de ayer. Son siete muertos menos que en el mismo fin de semana del año pasado, según Tráfico. En estos accidentes resultaron heridas otras 13 personas, 12 de ellas de gravedad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de julio de 2007