Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU afrontará su renovación tras las elecciones para evitar la bronca

El líder del PCE a Llamazares: "Gaspar, no debes ser candidato a nada"

La bronca que vivió ayer el Consejo Político de IU -máximo órgano entre congresos-, con acusaciones cruzadas entre la dirección y el sector crítico del PCE, podría resultar suicida antes de unas elecciones generales. Por eso, el Consejo decidió aplazar a después de los comicios de 2008 la celebración de la Asamblea que debe elegir a una nueva directiva y sancionar la "refundación" de IU. Lo hizo a propuesta del coordinador general, Gaspar Llamazares, que pidió a los miembros de la coalición "ahorrar en insultos" y concentrarse en las elecciones.

Izquierda Unida, que había anunciado su "refundación" para después de las elecciones municipales, la acometerá finalmente en dos fases: el próximo otoño elegirá a los candidatos a las generales de 2008 y aprobará el programa electoral. Y después de los comicios -sólo después, para evitar "confrontaciones internas"- se elegirá a la nueva directiva de la coalición. Eso es lo que había propuesto la dirección encabezada por Llamazares hace dos semanas y es lo que ayer ratificó el Consejo Político por un 57% de los votos. Llamazares se impuso así al sector crítico, que exigía juntar ambos procesos "como marcan los estatutos" de IU.

El texto, después de expresar un "moderado optimismo" por los resultados de las pasadas elecciones municipales y arremeter contra la "derecha extrema del PP", marca un objetivo: "Evitar en estos momentos políticos el ineludible largo proceso de confrontación que acompaña a la celebración de las Asambleas". Y añade: "No parece muy conveniente hacer esto a las puertas de unas elecciones generales decisivas". "Esto", la confrontación, la bronca, es lo que se vio ayer en la sede de IU en Madrid. Más de 70 personas tomaron la palabra para exponer su opinión sobre la propuesta de Llamazares, y, aunque hubo más adhesiones que oposición, en la tribuna se dijo de todo.

"Un giro autoritario"

"Gaspar, no debes ser candidato a nada. Deberías tener un gesto de altura política y dejar paso a otros. No lo has conseguido", le espetó a Llamazares el secretario general del PCE, Francisco Frutos, a punto de cumplirse las siete horas de debate. "IU está derivando hacia un giro autoritario y centralista. Quieren refundar la coalición los mismos que la dirigen desde hace años. Eso es tomar el pelo a la gente", abundó el presidente ejecutivo de los comunistas, Felipe Alcaraz. Palabras gruesas que, en una organización acostumbrada a ellas, no parecieron alterar a nadie.

El propio Llamazares respondió impasible: "Deberíamos ahorrarnos esta dureza, no es necesario ni herir ni insultar. Y eso ya me lo decíais hace tres años: que hiciera la maleta y me fuera a Asturias. Ahora veo que además de que yo me vaya lo que queréis es incendiar Asturias...". Se refería a la actitud del PCE en Oviedo, que en las últimas elecciones municipales, enfrentado a la dirección de IU, promovió una lista alternativa.

Tres cargos asturianos han sido expulsados de IU por eso, dando lugar a una crisis que ayer copó muchas de las intervenciones. "¡Esa expulsión es un escándalo!", clamaban los dirigentes comunistas. "Un escándalo es montar desde el PCE una lista alternativa a IU y encima plantarse hoy aquí y esperar que no pase nada", contestaban desde la dirección.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de julio de 2007