La Fira se propone como modelo de gestión exportable a El Prat

El príncipe Felipe inaugura el recinto ferial de Gran Via

El modelo de colaboración entre el sector público y el empresarial que permitió desbloquear el crecimiento de Fira de Barcelona se expuso ayer como fórmula transferible al aeropuerto de El Prat. El presidente de la Generalitat, José Montilla, y el de la Cámara de Comercio, Miquel Valls, aprovecharon la inauguración del recinto ferial de Gran Via para destacar la conveniencia de que en un futuro se unan nuevos esfuerzos en esta línea.

El desarrollo de las infraestructuras y, entre éstas, la del aeropuerto, son fundamentales para asegurar el éxito de la actividad empresarial, como reclamó además el presidente de Fira de Barcelona, Josep Lluís Bonet, en un acto presidido por el príncipe Felipe. "Para el crecimiento al que aspiramos es muy importante el desarrollo de las infraestructuras", dijo Bonet.

Enseguida, Valls le tomó la palabra: tras considerar que la Fira será un instrumento fundamental para la economía catalana, señaló que la combinación entre la gestión pública y privada, como se ha dado en el Consejo de Administración de Fira, es "un modelo transferible a otros ámbitos", en relación con las instalaciones aeroportuarias. Se sumó después al carro Montilla, que aseguró: "la colaboración entre el sector público y el mundo económico es más necesaria que nunca". Ambos operantes "deben sumar esfuerzos" y "ponerse de acuerdo en las opciones estratégicas del país".

La ampliación de Fira en Gran Via se inició en 1993. Aunque en 1995 se inauguró el primer pabellón, el proyecto se paralizó durante seis años por no contar con financiación. A partir de 2002 se impulsaron las obras, después de que se acordara profesionalizar la gestión y crear una dirección formada por empresarios catalanes de prestigio. La Generalitat asumió después buena parte de la inversión.

El recinto está formado por seis pabellones y está diseñado por el arquitecto japonés Toyo Ito. En su discurso, el Príncipe elogió la ampliación de la Fira por "aportar prosperidad" a las economías catalana y española. Tanto los alcaldes de Barcelona, Jordi Hereu, como de L'Hospitalet, Celestino Corbacho, remarcaron la transformación urbanística que ha comportado el recinto en todo su entorno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de junio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50