Casi 160.000 españoles tienen ya un patrimonio de más de 750.000 euros

El sueño del millón de dólares -750.000 euros- es ya una realidad para 157.800 españoles. Una cifra que no computa la primera vivienda y que crece a razón de 9.000 personas al año.

España figura ya entre los 10 países del mundo con más grandes patrimonios, eufemismo que utiliza la banca para definir a los más ricos. El crecimiento del producto interior bruto (PIB) y la evolución de la Bolsa en 2006 -con un incremento superior al 30%, el mayor de las economías occidentales- contribuyeron en 2006 a aumentar el número de ricos en España, además de la evolución del sector inmobiliario, según el informe sobre la riqueza en el mundo de Merrill Lynch y Capgemini.

Las economías emergentes lideran el crecimiento de las grandes fortunas, con incrementos superiores al 20% en Singapur e India. La tasa interanual de crecimiento en España alcanzó el 6,1% en 2006.

En todo el mundo había a finales del año pasado 9,5 millones de personas con un patrimonio igual o superior al millón de dólares, frente a los 8,8 millones de 2005. Norteamérica -Estados Unidos y Canadá- encabeza esa clasificación con 3,2 millones de ricos, por delante de Europa y Asia-Pacífico. Pero el gran crecimiento de esta última área le llevará a superar a Europa en 2011, explicó ayer José María Ortega, responsable de banca privada para el sur de Europa de Merrill Lynch.

En un club aún más selecto, el de los multimillonarios con más de 30 millones de dólares -22,3 millones de euros- había en 2006 un total de 95.000 personas en todo el mundo, con un crecimiento respecto al año anterior del 11,3%.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Claudi Pérez

Director adjunto de EL PAÍS. Excorresponsal político y económico, exredactor jefe de política nacional, excorresponsal en Bruselas durante toda la crisis del euro y anteriormente especialista en asuntos económicos internacionales. Premio Salvador de Madariaga. Madrid, y antes Bruselas, y aún antes Barcelona.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS