BIENAL DE VENECIA

De la muerte a la vida a través de la tecnología de Viola

Bill Viola supera a sí mismo en refinamiento y perfección en la instalación Ocean Without a Shore, instalada en la iglesia de San Gallo y producida por la Fundación Peggy Guggenheim y la galería Haunch of Venison de Londres.

La transformación y la renovación, dos de los temas más queridos por Viola, protagonizan esta obra que materializa el regreso de la muerte a la vida en tres pantallas, de las que surgen figuras humanas.

La secuencia de vídeo ilustra esta transición con el paso de lo etéreo a lo material, de la oscuridad a la luz y del blanco y negro al color, logrados mediante una cortina de agua que cae desde una altura de más de dos metros, manteniendo una claridad absoluta hasta que los performers la franquean y con un sofisticado sistema de grabación inédito, que el artista puso a punto en los laboratorios de investigación de James Cameron, autor de películas célebres por sus efectos especiales, como Titanic y Días extraños.

Más información

El sistema se basa en un dispositivo óptico creado para la obra, que conecta -a través de espejos y lentes especiales- unas de las primeras cámaras de vigilancia de circuito cerrado de la década de 1970 con aparatos digitales de alta definición y ultimísima generación.

Una vez más Viola, quien ha contado con la colaboración de Kira Perov, su mujer desde hace 28 años, se sirve de dos elementos primordiales, como el agua y la luz, para dar otra vuelta de tuerca a su investigación tanto tecnológica como estética y ensanchar los límites de la expresión visual.

BILL VIOLA: www.billviola.com OCEAN...: www.oceanwithoutashore.com

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción