Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece una anciana por intoxicación en una residencia de Almería

Otros tres ancianos del mismo centro fueron hospitalizados al resultar también intoxicados

Una anciana de 75 años de edad identificada como M. M. L. murió el jueves pasado al parecer como consecuencia de una intoxicación en la residencia Nicolás Salmerón del municipio de Alhama de Almería (3.500 habitantes), a unos 25 kilómetros de la capital. Otros tres ancianos más también han resultado intoxicados y permanecen ingresados en centros hospitalarios de la capital.

La Guardia Civil ha remitido las diligencias del caso al Juzgado 3 de Primera Instancia e Instrucción de Almería, que investiga los hechos, bajo secreto de sumario. La Consejería de Salud ha descartado cualquier tipo de intoxicación epidemiológica y rehusó hacer valoración alguna hasta contar con los resultados de la autopsia. Fuentes de la investigación no descartaban ayer la inhalación de algún tipo de gas a través de productos químicos como el aguafuerte o el amoníaco como la causa principal de la intoxicación.

La Guardia Civil recibió el aviso del fallecimiento de la anciana sobre las 15.00 horas del jueves. M. M. L. había sido trasladada esa misma madrugada al hospital Torrecárdenas con un parte de intoxicación, al igual que otras tres personas mayores que también sufrían los mismos síntomas, una de las cuales ingresó en la Clínica Mediterráneo de la capital. El delegado de Salud en Almería, Manuel Lucas, descartó que la intoxicación se produjera por la ingestión de alimentos. Salud inició la investigación epidemiológica tras conocer la intoxicación sobre las 21.00 horas del miércoles. Posteriormente, a las 3.50 horas del jueves, M. M. L. falleció en el hospital Torrecárdenas mientras que los otros tres intoxicados permanecen ingresados con pronóstico grave. Lucas manifestó que el estudio epidemiológico reveló que la intoxicación se circunscribe a estas cuatro personas únicamente, sin riesgo para el resto de internos de la residencia, del personal que allí trabaja o de los vecinos de Alhama de Almería.

Además de la vía judicial, la Junta, a través de la Delegación de Igualdad y Bienestar Social en Almería, ha realizado un informe a través del servicio de inspección de Servicios Sociales, que se personó en el centro al conocerse la noticia. "El expediente podría llevar a afirmar que no hay ningún problema", avanzó el delegado Luis López. La residencia, de unas 80 plazas, no tiene convenio ni concierto alguno con la administración andaluza y cuenta con todos los permisos necesarios para ejercer su actividad desde hace 15 años.

Los resultados de la autopsia practicada a la anciana fallecida ayudarán a determinar el origen de la intoxicación y a esclarecer lo ocurrido. De momento, el hermetismo es total tanto por parte de las autoridades como por los propios trabajadores y la dirección del centro, que ayer rehusó hacer declaraciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de junio de 2007