Los vigueses opinan que su ciudad es una de las peores para vivir

Los encuestados por la OCU critican el ruido, la sanidad y el transporte

Vigo es una de las ciudades españolas donde peor se vive, según una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que analizó el grado de satisfacción de los habitantes de las 17 ciudades más pobladas de cada comunidad autónoma. Los vigueses están especialmente descontentos con el ruido, la atención sanitaria especializada, el transporte público y la falta de instalaciones deportivas. No causa mayor sorpresa.

La encuesta de la OCU compara la calidad de vida de 76 ciudades europeas. En las 17 ciudades españolas, las más pobladas de cada comunidad autónoma, fueron encuestadas en total 2.900 personas, a las que se les pidió su oponión sobre 11 criterios relevantes para definir la calidad de vida.

La seguridad ciudadana, según la OCU, tras ponderar las respuestas a distintas cuestiones, sería el criterio más importante para determinar la calidad de vida de una ciudad (18%); a continuación se sitúan el mercado laboral (15%), la vivienda (13%), la asistencia sanitaria (12%) y la movilidad y el transporte (10%). La ciudad mejor valorada por sus ciudadanos es Pamplona y las peor valoradas, Las Palmas, Madrid, Vigo y Sevilla.

Aunque la difusión de los resultados de la encuesta no precisa el número de personas que opinaron en cada ciudad, el resultado de Vigo podría ser fácilmente suscrito por la mayoría de la población. Está en el ambiente como lugares comunes.

Las quejas por el ruido, por ejemplo, vienen ya de muy atrás, y no sólo en relación con la actividad de los locales de la movida nocturna, sino también por el tráfico y sus atascos, pese al desvío del pesado que antes circulaba por el centro de la ciudad.

También los déficits de la atención sanitaria especializada vienen siendo reflejados en todos los índices del Sergas, singularmente en las listas de espera. Además hay quejas por la falta de aparcamiento, como en todas las ciudades, y por el funcionamiento del transporte público urbano, por la insuficiencia de instalaciones deportivas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pero estas valoraciones remiten a aspectos muy concretos. La valoración que los vigueses dan a los 11 criterios relevantes para definir la calidad de vida sitúan a la ciudad en una posición intermedia en lo relativo a educación, comercio y servicios y mercado laboral. Las puntuaciones más bajas figuran en vivienda, con sólo Madrid y Sevilla por debajo; asistencia sanitaria, donde sólo está mejor que Las Palmas y Logroño; en medio ambiente sólo puntúan por debajo Madrid y Barcelona, y en transporte y movilidad sólo está peor Sevilla, como en la valoración de la gestión y administración municipal. Vigo es la ciudad con las peores valoraciones en paisaje urbano y cultura, ocio y deportes.

Hay, pues, mucho que mejorar. El alcalde Abel Caballero, que ignoraba los datos de la encuesta, ya apuntó que vivienda y transporte eran dos objetivos claros de su proyecto político.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS