Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los nuevos ayuntamientos

El PP vota en Meira al único edil del PSOE para desbancar a Terra Galega

El pequeño municipio de Meira, enclavado entre la comarca de A Terra Chá y las sierras orientales de Lugo, se convirtió en el punto caliente de las investiduras municipales en la provincia al acceder a la alcaldía el único concejal socialista de esta corporación, Miguel Antonio García Vázquez, quien contó con el apoyo de los cuatro ediles del PP. El socialista vulneró así un acuerdo que había suscrito con su partido para apoyar al candidato de Terra Galega (TeGa).

El comportamiento de García Vázquez evidenció que había negociado a dos bandas. Hizo creer a su partido, del que ya fue expulsado, que acataría un mandato que le remitieron por escrito para apoyar al candidato de TeGa, formación que al igual que el PP dispone de cuatro concejales, y al mismo tiempo negoció con los populares su propia investidura.

Hasta Meira se había desplazado el coordinador provincial de TeGa, Anxo Rodríguez, para reforzar con su presencia la que sería única alcaldía de este partido de reciente creación. Pero el inesperado desenlace lo llevó a reconocer su "sorpresa y estupefacción". Y es que muy pocas horas antes, Rodríguez había garantizado el apoyo de TeGa para impulsar alcaldías socialistas en Láncara, Samos y Castro de Rei, a cambio del respaldo a su candidato en Meira. "No nos podemos fiar de un partido que no es capaz de mantener su palabra", enfatizó el responsable provincial de TeGa, quien anunció una "revisión inmediata" de los pactos con los socialistas.

El secretario provincial socialista, Luís Ángel Lago, se mostró contundente: "Este alcalde no lo contabilizamos para el partido socialista. Causa baja automática y disolvemos la agrupación local". "Partiremos de cero y tan sólo habrá cabida para gente comprometida con el partido y que no esté motivada por intereses personales", agregó.

Desde el PP, su presidente provincial, Xosé Manuel Barreiro justificó el comportamiento de sus ediles ante la imposibilidad de que gobernara su partido como la lista más votada. "Fue lo más acertado para este municipio", sostuvo, en contra de la opinión de algunos militantes del PP de Meira.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de junio de 2007