Reportaje:Fútbol | 38ª jornada: Madrid, Barça y Sevilla se juegan el título

La imparcialidad del Nàstic

Portillo lidera a los partidarios del Madrid y Pinilla a los del Barcelona

A juzgar por la composición de la plantilla y cuerpo técnico del Nàstic, la imparcialidad está hoy asegurada en Tarragona. Aunque resulta difícil establecer proporciones, hay partidarios de que la Liga la gane el Barça y también quienes abogan por el triunfo del Madrid. Los unos se han formado en la cantera azulgrana y los otros en la madridista. Y en medio también existe quien ha convertido el encuentro en una cuestión personal, como Paco Flores, el entrenador grana, que le tiene muchas ganas a los azulgrana por su condición de ex jugador -al igual que el centrocampista Morales- y ex entrenador del Espanyol: "Ganar al Barcelona es mi leitmotiv".

"A mí me gustaría que la Liga la ganara el Madrid", proclama César Navas, sabedor de que la suerte del Nàstic está decidida y su descenso a Segunda, consumado. El consejo de administración del club ha anunciado incluso el nombre del director técnico para la próxima temporada, que será Ricardo Resta, procedente del Albacete, mientras que Javi López (Salamanca) ejercerá de entrenador.

Más información

Al igual que Bizarri e Ismael Irurzun, Navas estuvo vinculado a la institución madridista.

Nadie ha representado mejor al Madrid en Tarragona, en cualquier caso, que Portillo, que lleva 11 goles y acaba de fichar por Osasuna. "La situación me recuerda a la vivida en la última Liga con Del Bosque en el banquillo del Bernabéu y el Athletic como rival en la última jornada. El Madrid lo va a volver a tener todo a su favor". A Portillo, cuya familia estará hoy seguramente en Chamartín, le encanta el "orgullo" que ha tenido el Madrid en la segunda vuelta del campeonato. "Ha contado, además, con un punto de suerte", añade. "Yo, en cualquier caso, y por más madridista que sea mi familia, hubiera preferido que el Nàstic se salvara a que el Madrid ganara el título".

Al lado de Portillo, y con sentimientos opuestos, se encuentra Pinilla, el capitán, que a sus 36 años no olvida su pertenencia a la plantilla azulgrana (1990-1991) y su formación en los equipos inferiores del Barça. "¿Por qué el Mallorca no puede ganar en el Bernabéu?", se pregunta. "Ni los goles de Pinilla ni los del Nàstic serán los culpables si el Barcelona no logra el campeonato. Yo soy culé, y me gustaría que el Barça fuera campeón. Como aficionado al fútbol, en cambio, sería bonito que el título fuera para el Sevilla".

El mal recuerdo de la Copa Cataluña, cuando el Barça eliminó al Nàstic tras un arbitraje polémico, tampoco juega a favor del Barça. Representantes de las dos directivas almorzarán juntos al tiempo que anuncian un partido competido. Las relaciones han sido siempre correctas, y punto, sin más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 16 de junio de 2007.

Lo más visto en...

Top 50