El nuevo mandato municipal

Anna Pagans renueva como alcaldesa de Girona con el apoyo de ERC e ICV

El grupo de CiU compara al tripartito con un coche 'tuneado'

La candidata socialista Anna Pagans renovó ayer el cargo de alcaldesa de Girona con el apoyo de los 17 concejales que suman su grupo municipal más los de ERC e ICV. Bajo la atenta mirada de su predecesor, el consejero Joaquim Nadal, Pagans pidió "lealtad" a sus socios para gobernar durante los próximos cuatro años. Su contrincante, el convergente Carles Puigdemont, aprovechó el turno de palabra para comparar el nuevo tripartito con un coche tuneado y auguró que el próximo será un mandato "de transición".

La ceremonia congregó a mucho público y se instaló una pantalla gigante a la puerta del Consistorio para los ciudadanos que se quedaron fuera de la sala de plenos. Hubo un punto de suspense: saber a quién votaría el concejal expulsado del PP, Jan Castel, muy sonriente y relajado al lado de la presidenta popular en Girona, Concepció Veray, a quien, contra todo pronóstico, dio finalmente su apoyo.

Además de Girona, otra capital de comarca donde el PSC retendrá la alcaldía es Olot (Garrotxa), donde Lluís Sacrest será alcalde en minoría con el apoyo de los nueve concejales del grupo socialista. Por el contrario, el PSC ha perdido Figueres (Alt Empordà) y La Bisbal (Baix Empordà). En Figures gobernará en minoría el candidato de CiU, Santi Vila, que obtuvo los votos de su partido y del PP. En La Bisbal d'Empordà, el Consistorio estará encabezado por el republicano Lluís Sais con el apoyo de la federación nacionalista.

En Santa Coloma de Farners (Selva), el convergente Antoni Solà se proclamó ayer alcalde con los votos de su grupo y de ERC y PSC, formando una variante de tripartito. Y en Banyoles (Pla de l'Estany), se constituyó sin sorpresas el Ayuntamiento, con el candidato de CiU Miquel Noguer como alcalde gracias a los votos del PSC-Plataforma Progressista.

En Ripoll (Ripollès), la republicana Teresa Jordà repite como alcaldesa con el apoyo del PSC, un pacto que deja en la oposición a la lista más votada: la de CiU. Y en Puigcerdà (Cerdanya), Joan Planella de ERC será alcalde con mayoría absoluta y en solitario, después de que el PSC rechazara su invitación para entrar en el gobierno municipal.

La sorpresa de la jornada se produjo en Blanes, donde el convergente Josep Trias se proclamó alcalde pese al pacto anunciado entre PSC e ICV para gobernar en minoría con Josep Marigó en la alcaldía. El resto de fuerzas, CiU, ERC, PP y PDB, votaron a favor del nacionalista.

Dos ciudades donde el PSC ha desbancado a Convergència i Unió son Roses (Alt Empordà) y Salt (Gironès). En Roses, la socialista Magda Casamitjana es la alcaldesa con los votos del PP, Independents per Roses e ICV-EPM, que estará en la oposición. Casamitjana, que desaloja de la alcaldía a Carles Pàramo, contó con la presencia de Pasqual Maragall en la toma de posesión. Y en Salt, Iolanda Pineda toma el relevo de Jaume Torramadé con el apoyo de ERC.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 16 de junio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50