Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un trabajador de 21 años muere aplastado en las obras de la autovía del Barbanza

Un joven que trabajaba en el desdoblamiento de la vía del Barbanza -que corren a cargo de la UTE Itinere-Caixa Galicia- falleció ayer al mediodía en el lugar de Os Campiños (VG 1.1, punto kilométrico 13.700, en Rianxo) cuando colaboraba para remolcar una apisonadora.

Según explicaban agentes de la Policía Local de Rianxo, la máquina, que estaba siendo utilizada para consolidar la tierra del desmonte, volcó poco antes de las 12 horas. Entonces, los trabajadores se dispusieron a levantar la apisonadora remolcándola con una pala excavadora. Y fue en uno de estos intentos, aproximadamente a las 12.15, cuando una de las dos maquinarias se desenganchó y cayó sobre O.G.R., de 21 años y vecino de Rois, que murió en el acto por aplastamiento.

Hasta las obras de la futura autovía en Os Campiños, en la parroquia de Leiro, se desplazaron las policías local y judicial, que se hizo cargo de la investigación, la Guardia Civil de Rianxo, los médicos y el juez de guardia y el 061. La ambulancia ya no pudo hacer más que trasladar el cadáver al hospital de Conxo, en Santiago, para que se le practicase la autopsia, un trámite obligado en caso de siniestro laboral.

Precisamente ayer, la Consellería de Traballo hizo públicos los datos referidos a accidentes laborales en el primer cuatrimestre del año. Según la Xunta, los de carácter grave descendieron un 16,92%, ya que entre enero y abril se registraron 270, 55 menos que en el mismo período de 2006. Sin embargo, el total de siniestros ascendió en un 3,4% (16.348 frente a los 15.811 de 2006), y 21 fueron mortales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de junio de 2007