Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Eterno McCartney

El ex 'beatle' rinde homenaje a John Lennon al presentar en Londres su 21º disco en solitario

Paul McCartney enfiló por el túnel del tiempo en un concierto sorpresa la noche del jueves en Londres. Se sintió beatle una vez más, y aprovechó la velada para honrar "a nuestros héroes caídos, a John, George y Linda", dijo emocionado. Dedicó a sus dos amigos de Liverpool y al gran amor de su vida y madre de sus hijos mayores Here today, el tema que compuso en 1982 como despedida de Lennon. Lo cantó con emoción y chispitas de lágrimas en los ojos, solo en el escenario del Electric Ballroom, el local londinense donde solía ensayar con su banda Wings. Entre la audiencia -limitada a unas 800 personas- estaban sus hijas, Mary y Stella; las viudas de Harrison, Olivia, y de Roy Orbison, Barbara; celebridades como Kate Moss, Emma Thompson y el ex James Bond Pierce Brosnan. También un puñado de seguidores que aguardaron horas en cola para hacerse con una entrada gratuita a una cita tan inesperada como luminosa.

McCartney estrena disco esta semana. Su 21º trabajo pos-Beatles y el primero de una nueva etapa con Hear Music, la discográfica de la multinacional Starbucks. Memory almost full, título del álbum, está impregnado de viejos recuerdos, la infancia y adolescencia en Liverpool. Acompañado por una banda de cuatro músicos, incluido un acordeonista, recuperó Back in the USRR, Blackbird, Get Back, Lady Madonna y, entre otras canciones, un Hey Jude que hizo llorar a muchos contemporáneos de los Beatles.

En forma, a sus 64 años, ignorando las dificultades personales de los últimos meses a raíz de su enconado divorcio con Heather Mills, sir Paul disfrutó al piano, al bajo y a la mandolina. Bromeó con la audiencia, escuchó sus peticiones y alargó los gloriosos himnos de la inmortal banda de los sesenta. Algunos temas del nuevo disco de McCartney también encajaron en el repertorio. Principalmente los más optimistas, con los que desafía al futuro remodelando recuerdos de antaño, como Dance tonight y That was me. Pero, ante todo, fue una velada en memoria de los Beatles. Tan sólo se echó en falta un guiño musical a Sgt Pepper's en el 40º aniversario del lanzamiento del revolucionario e influyente disco de Paul, John, George y Ringo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de junio de 2007