Cebrián alerta sobre los efectos contradictorios de Internet

La Red, dice, potencia el anonimato y la vigilancia permanente

Para unos, Internet es la solución a la democracia y el sueño de los libertadores. Para otros, es una especie de Gran Hermano. "Probablemente es las dos cosas", apuntó ayer el consejero delegado del Grupo PRISA, Juan Luis Cebrián, al desmenuzar las paradojas de la sociedad del conocimiento: "Potencia la identidad local y al mismo tiempo la globalidad de comportamiento, el anonimato y la vigilancia permanente".

Cebrián examinó los efectos de las tecnologías de la información en las relaciones políticas, sociales y económicas y sus dualidades. Sostuvo que Internet es "el paradigma de la globalización" y apuntó que "hay que integrar sus contradicciones y convivir con ellas". Durante su participación en el foro Sociedad en Red, organizado por la entidad Red.es y Europa Press, aseguró que "estamos ante un paradigma cultural nuevo que amenaza la estructura del Estado nación y la capacidad coercitiva de las autoridades".

El autor de La Red y El futuro no es lo que era dijo que todo el conocimiento que existe en el mundo está en Internet, aunque otra cosa es que sepamos encontrarlo. Subrayó que la Red ha provocado una "enorme concentración de poder" y al mismo tiempo una colosal "diseminación" y dijo que Internet cambia el espacio público de la política.

También permite a cualquier ciudadano actuar sin intermediación. De este fenómeno no escapan los medios. Su referente son los blogs, puestos de moda por grandes periódicos como The Washington Post y The New York Times. Cebrián pronosticó que las próximas elecciones de EE UU se decidirán por la Red, que ocupará el papel que en el siglo pasado tuvo la televisión.

Participación

La televisión será, precisamente la "primera víctima" del ascenso de Internet, aunque Cebrián opina que Internet "no es un medio de comunicación" sino "un sistema de distribución" global, que alcanza escala planetaria, es convergente (abarca radio, televisión, música, ciencia, religión, pornografía) y participativo. Pero Internet obligará a los medios tradicionales a cambiar. "Bill Gates predijo hace seis años que en 2010 no habría periódicos. Yo no creo que vayan a desaparecer en su configuración actual pero han dejado de jugar un papel central en la socialización de la opinión pública", explicó el periodista y académico.

La Red tiene virtudes y defectos. Fomenta la participación y aporta transparencia pero es una amenaza a la intimidad. "Cualquier empresa, institución o país puede ser atacado por otra empresa, institución o país y sufrir un ataque tan fulgurante como el de Estonia, que paralice el país". Cebrián recalcó que "estamos en un mundo definitivamente más inseguro" y alertó acerca de la tendencia de la gente a "cambiar libertad por seguridad".

Ante el descenso de la circulación de diarios en la mayoría de los países desarrollados, confesó que "si ahora tuviera que fundar EL PAÍS, probablemente no sería en papel. Haría algo en la Red y una versión en papel". 31 años después del nacimiento de este periódico, su primer director anunció que el 30 de septiembre estará en el quiosco un nuevo EL PAÍS: "Será un periódico del siglo XXI. Ahora es todavía un periódico del siglo XX".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 07 de junio de 2007.

Lo más visto en...

Top 50