Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La ofensiva terrorista

Garzón prohíbe a Otegi y Barrena salir de España y viajar a Suráfrica

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha prohibido a los dirigentes de la ilegalizada Batasuna Arnaldo Otegi y Pernando Barrena salir de España para asistir en Suráfrica a unas jornadas sobre el proceso de paz, al no considerar "suficientemente justificada la necesidad de abandonar el territorio nacional en el momento presente". El simposio, organizado por el Instituto para la Democracia en Suráfrica (IDASA), comenzará el sábado día 9 y se prolongará hasta el 17 de junio.

A la vista de las solicitudes presentadas por Otegi y Barrena para asistir a las jornadas, Garzón cree que "no existen garantías suficientes" de que el referido viaje vaya a desarrollarse "sin incidencias negativas para esta causa", por lo cual procede denegar dicha petición.

La prohibición de Garzón ha recaído horas antes de que la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo estudie hoy el recurso de casación de Otegi contra la sentencia de 15 meses de prisión y siete años de inhabilitación que le impuso la Audiencia Nacional por un delito de enaltecimiento del terrorismo en el homenaje al fallecido dirigente etarra José Miguel Beñarán Ordeñana, alias Argala.

Injurias al Rey

De confirmarse esta condena, Otegi puede ir a la cárcel para cumplir esa pena, además de otra anterior de un año de prisión, impuesta por el propio Tribunal Supremo por injurias al Rey, al que llamó "jefe de los torturadores". El Código Penal faculta a los jueces a dejar en suspenso las penas de prisión no superiores a dos años, y la suma de las impuestas a Otegi excedería en tres meses esos dos años.

En el recurso que se verá hoy ante el Tribunal Supremo, el fiscal pedirá que se confirme la sentencia de la Audiencia Nacional según la cual, en el homenaje a Argala, celebrado el 21 de octubre de 2003 en Arrigorriaga (Vizcaya), con motivo del 25º aniversario de la muerte del etarra, Otegi no se limitó a expresar opiniones, sino que "enalteció" y "ensalzó al terrorista" y "justificó las acciones de ETA".

En su informe, el fiscal incidirá en la "escenificación" del acto de homenaje bajo una fotografía del jefe terrorista, con txalapartaris, bertzolaris y un dantzari bailando un aurresku, elementos todos ellos "propios de una realización enaltecedora".

En cuanto a Otegi, el fiscal del Supremo mantendrá que el portavoz de la ilegalizada Batasuna no participó como un mero asistente, sino que ensalzó la figura de Argala, alabó su forma de actuación y también a "los etarras que han dado su vida por Euskal Herria", e hizo un llamamiento a la lucha armada en defensa de los derechos del pueblo vasco en el contexto de un "conflicto político que expresaba su identificación ideológica con ETA".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de junio de 2007