Casa Decor llena una antigua sede bancaria de la plaza de Canalejas

Aunque no se piense en cambiar la decoración de la casa en los próximos meses, una visita a la exposición Casa Decor ofrece muchas ideas que, a pesar de echarse en falta un poco de osadía, dan pistas de por dónde van los tiros a la hora de plantearse el estilo de una vivienda. Este año, Casa Decor (www.casadecor.es) cumple su 15ª edición en un espacio privilegiado: un conjunto de tres inmuebles históricos (la llamada manzana de Canalejas), proyectado en 1937, en Alcalá, 10, que ha sido sucesivamente sede de varios bancos. Las tres plantas unidas por una escalinata -en total: 4.700 metros cuadrados- están copadas, hasta el 10 de junio, por más de 100 decoradores, interioristas, arquitectos y paisajistas que interpretan la vivienda actual. Desde las 11.00 hasta las 21.00, el goteo de gente es incesante.

Si en cada edición, Casa Decor pretende reflejar la tendencia del momento, este año la estrella es el baño concebido como auténtico espacio de culto al cuerpo. Nada más traspasar el umbral, el visitante ya se topa con uno de ellos con unos lavabos tan amplios que juntos parecen una piscina. A continuación, lo más práctico para no perderse a lo largo de los 67 espacios, es seguir la señal de una mano que va guiando al visitante.

El paseo lleva por varios espacios que hacen las veces de un salón, un comedor, una habitación, un despacho... Alguna de las estancias muestra una inclinación -que a estas alturas ya es un clásico- por los muebles de los años treinta, con la silla Barcelona, de Mies van der Rhoe, y de los cincuenta, con la mesa Tulip, de Saarinen como mueble central; otras salas mezclan estilo clásico y moderno, alguna con aire africano, otra, oriental...

Existe también una estancia para la exhibición de arte. Una zona en la que poder contemplar una elegante instalación suspendida de varios relojes de espejo, del artista Paco Santamaría. "Entre tanto objeto, tendencia y estilo he intentado profundizar un poco más y que la gente disfrute relajada, añadiendo un elemento de emoción: los espejos y el tiempo que no se detiene, una constante en mi obra". Junto a ella, un gran cuadro abstracto de Carlos Regueira y también hay sitio para las grandes imágenes del fotógrafo Íñigo Plaza.

El precio de las entradas para Casa Decor es de 12 euros, salvo para profesionales de la decoración, que es de 9 euros, y para menores de 14 años, gratis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 04 de junio de 2007.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50