Roig vende Pamesa para centrarse en el fútbol, la Fórmula 1 y la energía

El anuncio realizado en el mes de febrero por Fernando Roig respecto a la venta de su empresa azulejera Pamesa ya tiene fecha. Será el próximo verano cuando se cierre definitivamente la operación con la filial de capital riesgo del BBVA, Valanza, según confirmó el propio Roig a la agencia Efe, para la adquisición no sólo de Pamesa sino también de las filiales Cottocer y Compacglass, con lo que el empresario se mantendrá en el sector cerámico con la filial productiva de Pamesa en Brasil y sus empresas de tierras y arcillas. El presidente de Pamesa Cerámica realizó este anuncio después de que se firmara el acuerdo para celebrar el Gran Premio de Europa de Fórmula 1 en Valencia, que organizará Valmor Sport, otra de las empresas que preside Roig con la participación de Jorge Martínez Aspar y Bancaja. Esta nueva línea de negocio, junto a la que conlleva la presidencia del CF Villarreal serán los ejes centrales del trabajo de Fernando Roig, que seguirá vinculado al sector cerámico a través de la comercializadora de gas Encersa. Según indicó él mismo, esta sociedad está adquiriendo "cada vez más parte" de este mercado, aunque precisó que debe consolidarse "para estar en plena producción en el año 2010".

Encersa ultima las negociaciones con la empresa estatal argelina Sonatrach para formalizar un contrato de suministro con el objetivo de poder abastecer a los 24 accionistas de la sociedad. Ese contrato se producirá después de que el Ministerio de Industria concediera el pasado mes de marzo una licencia a Sonatrach para comercializar hasta 1 bcm (mil millones de metros cúbicos) de gas natural al año en el mercado español. También en el sector energético, Roig preside Energías Renovables Mediterráneas (Renomar), que tiene adjudicadas cinco zonas del plan eólico.

Pese a que la venta de Pamesa es un hecho, los sindicatos todavía no tienen información oficial. Roig, que desde que se inició la negociación ha garantizado el futuro de los trabajadores, sí ha cerrado el patrocinio con el equipo de baloncesto que seguirá recibiendo dinero de la azulejera en los próximos tres años. Pamesa Cerámica cuenta actualmente con alrededor de 800 trabajadores y su facturación en 2006 alcanzó los 173 millones de euros.

"Los que compran van a estar satisfechos, el que vende también y los que se quedan también, por tanto es una buena solución para todos", manifestó. Roig se mostró seguro de que la empresa continuará su buena evolución, pues la venta no se debe a motivos de reestructuración "ni económica, ni financiera ni laboral" sino a que sus dos hijos han optado por dedicarse a la vertiente deportiva de las empresas familiares, especialmente el club de fútbol Villarreal.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS